Highlands- Escocia. Primera Parte

DIARIO DE VIAJES

Highlands - Escocia. Primera Parte

DIARIO DE VIAJES

Familias de Viaje te cuenta su experiencia


Highlands, Escocia


Escocia es un país fascinante que comprende una gran variedad de paisajes grandiosos. Naturaleza en estado puro.
Podríamos dedicar un libro entero a describir cada uno de los valles, lagos, montañas, islas y pueblos pintorescos que nos hemos encontrado en nuestro camino por las Highlands. He intentado sintetizar la información y condensarla en dos artículos.

Esta es la primera parte de nuestro viaje. Espero transmitiros la belleza de estas tierras y despertaros las ganas de disfrutarlas en vivo.

Algunos términos que conviene conocer antes de emprender el viaje (la mayoría gaélicos):


ben: montaña. El Ben Nevis es la más alta de todo Reino Unido.

haggis: plato típico escocés de sabor intenso. Está hecho de asaduras de cordero u oveja (estómago, hígado, corazón…), harina de avena, cebolla y especias. Para paladares atrevidos…

kilt: la falda de cuadros típica de Escocia que usan los hombres.

linn: cascada

loch: lago

midges: son unos temidos mosquitos que proliferan sobre todo en verano. Resultan muy molestos, así que conviene ir prevenidos al campo y llevar colores claros, manga larga, repelente, incluso mosquitera de cara.

munro: montaña con una altura superior a los 3000 pies (unos 914 metros) 


passing places: están en las carreteras de un sólo carril para ambos sentidos. Son tramos de arcén ensanchados para que puedas apartarte si viene un coche en sentido contrario. Si te lo encuentras a la izquierda, te corresponde a tí pararte; si está a la derecha, se parará el otro coche. Abundan en las zonas rurales, de montaña y en las islas.

porridge: desayuno muy nutritivo a base de avena cocida en leche y agua. Una especie de gachas acompañadas de frutos secos, miel y fruta de temporada.

West Highland Way (WHW): un clásico recorrido de senderismo de larga distancia (154 kms) que lleva desde Glasgow hasta Fort William por paisajes espectaculares. Nos encontramos con muchas gente realizando este “Camino de Santiago escocés”. Lo dejamos pendiente para nuestro próximo viaje por estas tierras.

http://www.west-highland-way.co.uk/home.asp 


Nuestra aventura comienza en Edimburgo, pero esta ciudad merece una artículo exclusivo aparte. Tras pasar unos días recorriendo sus calles alquilamos un coche y nos pusimos en carretera, acostumbrándonos rápido a circular por la izquierda.

De Edimburgo a Stirling se tarda una hora aproximadamente.

STIRLING

Es una pequeña ciudad a medio camino entre Edimburgo y Glasgow.

Merece la pena dedicar una mañana entera a recorrer la Old Town con sus callejuelas empedradas y edificios medievales, y sobre todo, su castillo, que domina y defiende la ciudad desde lo alto de una colina.


Castillo de Stirling
La entrada está incluida en la Explorer Pass de Escocia, una opción muy interesante si tenéis intención de visitar varios monumentos y/o castillos en pocos días. Con esta tarjeta turística os ahorráis un dinerito…

https://www.historicenvironment.scot/visit-a-place/explorer-passes/

El castillo de Stirling es una de las principales joyas arquitectónicas que atesora el país. Una fortaleza sobre un inmenso peñón volcánico con unas vistas impresionantes a los valles que lo rodean.
Murallas, cañones, fosos, tapices con animales, criptas con exposiciones interactivas, jardines donde jugar o hacer un picnic: todos los elementos que entusiasman a los más pequeños. Es un castillo muy recomendable para ir con niños. 


Sin olvidar su aspecto histórico: fue morada de reyes escoceses y testigo de la batalla del Puente de Stirling donde los escoceses, liderados por William Wallace, vencieron a los ingleses a pesar de estar en clara minoría. La película “Braveheart” recrea este episodio de la Historia, con Mel Gibson interpretando al héroe escocés.

Desde la parte más alta del castillo tenemos una de las mejores vistas del monumento a William Wallace (Wallace Monument), otro punto de interés turístico de esta ciudad. Es una torre que se alza sobre la colina Abbey Craig, a 10 minutos en bus desde el centro de Stirling. Su entrada no está incluida en la Explorer Pass, así que nosotros no fuimos.

Continuamos carretera hacia nuestro siguiente destino: Aberfoyle, al que llegamos en poco más de media hora.


ABERFOYLE

Es un pueblo pequeño, con mucho encanto y muy bien ubicado en el corazón del Parque Nacional de Loch Lomond y Los Trossachs, nuestra primera inmersión en pura naturaleza escocesa.

Es un punto estratégico para para visitar el Loch Lomond (el lago más grande en extensión de Gran Bretaña) y el Loch Katrine.

Pero yo recomiendo buscar alojamiento en otra población más cercana al Loch Lomond (como Balmaha) y así evitar los trayectos de ida y vuelta al hotel.

Nosotros no encontramos nada y tuvimos que dormir en Aberfoyle, en The Rob Roy, un hotel correcto con muchas habitaciones perfecto para grupos.


De Aberfoyle destaco sobre todo el Forth Inn, un pub escocés auténtico donde cenamos de maravilla rodeados de vecinos del pueblo. Muy buena relación calidad-precio. Una sopa de verduras deliciosa y un risotto también de verduras muy bueno.

https://goo.gl/ck4hiG

Como digo, lo más atractivo de esta zona son las orillas del lago Lomond.

De Aberfoyle a Balmaha tardábamos una media hora, pero las carreteras no son muy buenas y daba pereza hacer tantos desplazamientos. Por este motivo conviene pernoctar en algún Bed and Breakfast más cerca de Balmaha o de Rowardennan.

En el tramo de Balmaha a Rowardennan hay un camping fantástico, con una ubicación idílica a orillas del lago: Cashel Campsite (https://www.campingintheforest.co.uk/scotland/loch-lomond/cashel-campsite).


En este tramo también encontramos un lugar muy bonito: Millarochy Bay (unos 2,5 kms al norte de Balmaha), una pequeña playa con unas vistas muy bonitas de las colinas de la otra orilla del lago.

Muy recomendable:

  • Subida a Conic Hill

¡Nuestra primera ascensión en Escocia! Una ruta lineal fácil, apta para los más pequeños. Son 4 kilómetros que se hacen en unas 2-3 horas, con un desnivel de unos 350 m. Las vistas desde arriba son muy bonitas.

El sendero comienza en un aparcamiento gratuito que hay dentro de Balmaha.

https://www.walkhighlands.co.uk/lochlomond/conic-hill.shtml 


  • Subida a Ben Lomond

¡Nuestro primer Munro! Espectacular la panorámica de 360º desde la cumbre al Loch Lomond y a Los Trossachs.

Pero esta ruta es más exigente, son 974 metros de altura, 12 kms. ida y vuelta que se hacen en unas 5 o 6 horas. Así que tenedlo en cuenta si vais con niños.

Hay dos maneras de subir:

1. La ruta más fácil discurre por un sendero directo y bien marcado (Ben Lomond hill path). Es la que elige la mayoría y la que hicimos nosotros.

2. La ruta Ptarmigan, más complicada ya que el sendero es más angosto, con tramos más expuestos y empinados.

Otra opción es hacerla circular subiendo por la Ptamigan y bajando por el sendero.


Las dos comienzan desde el aparcamiento de Rowardennan, de pago y muy concurrido, por lo que conviene llegar temprano. Y tener en cuenta que la carretera es estrecha y se tarda en llegar una media hora desde Balmaha.

https://www.walkhighlands.co.uk/lochlomond/ben-lomond.shtml

En Rowardennan hay un pub perfecto para comer y/o tomar una cerveza después de la ruta, en la terraza, con vistas al lago: The Clamsman Bar

Y un hotel con muy buena pinta: Rowardennan Hotel

Después de estas dos excursiones muy aconsejables dejamos la zona del Parque Nacional de Loch Lomond y los Trossachs rumbo a Inverness.


De camino, paramos a visitar varios puntos:

CASTILLO DE DOUNE

También incluido en la Explorer Pass.

Conocido por ser escenario de algunas películas, como la de los Monty Python, “Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores”, o series como “Juego de Tronos”.

Es una fortaleza medieval en medio de un frondoso bosque, pequeña, por lo que se visita rápido.

DUNKELD

Merece la pena dedicar unas horas a pasear por este pequeño pueblo muy pintoresco de casitas encaladas y acercarse a su catedral, la Dunkeld Cathedral, majestuosa, rodeada de jardines junto al río Tay. Realmente preciosa y entrada gratuita.


Esta zona es conocida como el Big Tree Country (país de los árboles grandes) y se pueden hacer muchas excursiones por las zonas boscosas de alrededor.

A 5 km al norte de Dunkeld y antes de llegar a Pitlochry se encuentran los bosques centenarios del Hermitage, donde hay varios senderos muy fáciles de un par de kilómetros. Lamentablemente, no tuvimos tiempo de adentrarnos.

PITLOCHRY

Es una parada habitual de camino a las Tierras Altas, en la región de Perthshire. Una población muy animada a orillas del río Tummel, con casas de piedra de estilo victoriano, muchas tiendas de montañismo y de souvenirs, restaurantes, supermercado…Se presta a pasear por sus riberas e intentar ver el salto de algún salmón.


Uno de los paisajes más fotografiados de Escocia es el que se observa desde el Queen´s View, el mirador de la reina. Está a unos 11 kms. de Pitlochry, al noroeste.

Al pie del mirador hay un aparcamiento de pago y una cafetería. Son preciosas las vistas que se contemplan del Loch Tummel y las montañas que lo rodean. Así que nos hicimos el selfie de turno…

Muy cerca del Queen’s View encontramos el Blair Castle, un castillo de un blanco impoluto que contrasta con los verdes prados que lo rodean. Su entrada no está incluida en la Explorer Pass.

Hay que dedicarle un par de horas porque tiene hasta 30 estancias. La visita termina en el jardín amurallado de Hércules. 


INVERNESS

Inverness es la capital de las Highlands, el principal núcleo urbano de la zona.

Es una ciudad pequeña pero con todos los servicios necesarios y mucho ambiente: hoteles, restaurantes, tiendas, supermercados…

Lo mejor es conocerla recorriendo sus calles, caminando junto a los márgenes del río Ness y cruzando por alguno de sus puentes (el más bonito es el Greig Street Bridge).

Tiene varios puntos turísticos muy recomendables. Simplemente los menciono porque nosotros no los visitamos, aquí nos dedicamos básicamente a descansar y pasear por las orillas del río:


– Castillo de Inverness, construido en el siglo XIX sobre una colina dominando la ciudad.

– St. Andrews Cathedral, una catedral pequeña y elegante.

– El Mercado Victoriano, para curiosear escaparates y disfrutar de su arquitectura.

– La Old High Church, con un pequeño cementerio en su patio y una torre de campanario preciosa.

Nos alojamos en un pub muy céntrico: Black Isle Bar.

Muy recomendable. Se trata de un hostel sencillo, minimalista pero con todo muy limpio y nuevo. La habitación es pequeña, con litera, pero muy acogedora. Y lo mejor: el bar donde sirven unas pizzas caseras buenísimas y una gran variedad de cervezas y sidras. https://goo.gl/rdnm3b


Si os quedáis en éste o en otro hotel céntrico, hay que tener en cuenta el tema del aparcamiento. Nosotros dejamos el coche en el parking que nos recomendaron como el más barato de la ciudad, al lado de la estación de autobuses, a 6 libras el día.

Al día siguiente de llegar nos fuimos de excursión a conocer el famoso Loch Ness, un profundo lago de agua dulce donde dice la leyenda que habita el mítico monstruo del lago Ness, familiarmente llamado Nessie. Nosotros no vimos ninguna criatura legendaria, sólo turistas…

RODEANDO EL LOCH NESS

Se trata de un circuito en coche que recomienda la Lonely Planet. Es para pasar el día entero, muy largo, por lo que os aconsejo madrugar un poco para no ir con prisa. 


Desde algunos tramos se disfruta de los mejores paisajes de las Highlands.

El primer tramo no lo hicimos tal y como indica la guía porque nos confundimos, lo que resultó un regalo para nuestro día. Al salir de Inverness, en lugar de coger la A862 en dirección a Beauly, cogimos la A82 que discurre paralela al lago. Fue un acierto, porque paramos en un aparcamiento desde donde se obtienen unas vistas muy bonitas del Loch e incluso se puede bajar a su orilla. Menos mal que no apareció Nessie. Esta zona está antes de llegar a Drumnadrochit.

En Drumnadrochit se coge la A831 hasta Dog Falls, una carretera muy bonita con varias granjas y Bed & Breakfast en su recorrido. El último tramo es muy estrecho y de un sólo carril.


DOG FALLS

Al llegar aquí encontramos un aparcamiento de pago donde dejar el coche, calzarnos las botas, untarnos de repelente de mosquitos y ponernos en marcha.

Hay dos rutas posibles:

  1. Una circular señalizada con marcas rojas de 3,2 kilómetros (1 hora)
  2. Otra lineal con marcas blancas de 3,2 kilómetros (unos 50 minutos) que lleva al mirador del Glen Affric, uno de los valles más bonitos de Escocia.

Nosotros hicimos la circular, que coincide en el tramo final con la lineal, y nos acercamos al mirador, impresionante.


Es un paseo muy agradable por la garganta rocosa donde discurre el río Affric. Se pasa junto a una cascada y se observan gran variedad de plantas.

Tras la caminata, tenemos que regresar por la misma carretera de nuevo a Drumnadrochit y de allí al castillo de Urquhart.

URQUHART CASTLE

También está incluido en la Explorer Pass. Es muy muy turístico, así que hay que armarse de paciencia para visitarlo junto con la multitud.

Es una fortaleza en ruinas preciosa, en un emplazamiento estratégico a orillas del lago. Una torre a la que se accede por una escalera de caracol, un foso que tenía puente levadizo, los restos de una herrería y de las antiguas cocinas. Como la mayoría de los castillos, un paraíso para los niños.


Dejando atrás el castillo, la carretera A82 continúa hasta Invermoriston, donde hay que desviarse por la A887 hacia Kyle of Lochalsh, y tras 26 kms. girar a la izquierda por la A87 hacia Invergarry.

En esta carretera que sube un puerto hay varios puntos donde parar el coche y disfrutar de unas vistas impresionantes de los lagos del oeste y las montañas. Hay un mirador (el Glengarry Viewpoint), pero a mí me gustaron más otras paradas anteriores, con una ubicación bastante elevada desde donde admirar esa maravilla de la naturaleza.

En Invergarry, se gira hacia la izquierda para llegar a FORT AUGUSTUS.

Aquí es curioso ver el Canal de Caledonia que atraviesa la población dividiéndola en dos partes, y sus esclusas por donde suben y bajan las embarcaciones.


Desde Fort Augustus la B862 nos conduce hasta otro mirador impresionante, el Suidhe Viewpoint, un escenario de película donde la mirada se pierde, como la carretera, hacia el horizonte.

Este lado, la parte oriental del Loch Ness, nos gustó más que la parte occidental. La carretera está mucho menos transitada y discurre entre vegetación más frondosa.

El siguiente destino es Dores, adonde podemos llegar por la carretera alta (la B862) o por la baja que pasa por las cataratas de Foyers.

FALLS OF FOYERS

Fácil de llegar siguiendo las indicaciones que nos conducen hasta su aparcamiento. Desde aquí hay que empezar a bajar escalones y más escalones hasta llegar a ver la cascada, de unos 165 metros, casi escondida entre la vegetación.


Es bonita, pero si ya vamos cansados o se nos hace de noche, podemos pasarla de largo.

DORES

En este pueblo hay un pub muy recomendado, El Dores Inn, que sirve comida típica escocesa de calidad en un local decorado con gusto y con un jardín con unas preciosas vistas al lago Ness. Hay que reservar con antelación porque siempre está lleno.

https://goo.gl/qf1avR

Es una buena idea acabar este día intenso y agotador tomando algo en el Dores Inn y viendo el atardecer, antes de regresar a Inverness.


Al día siguiente ponemos rumbo a las Highlands Septentrionales, la joya de Escocia, donde encontraremos imponentes paisajes, playas de arena blanca espectaculares, desolados páramos, vastas extensiones, verdes prados, enormes lagos y alguno de los picos más altos del país. Pura magia.

Lo dejamos para el siguiente artículo sobre Escocia: Highlands segunda entrega.

Nuria Jiménez García.


Highlands, Escocia


Escocia es un país fascinante que comprende una gran variedad de paisajes grandiosos. Naturaleza en estado puro.
Podríamos dedicar un libro entero a describir cada uno de los valles, lagos, montañas, islas y pueblos pintorescos que nos hemos encontrado en nuestro camino por las Highlands. He intentado sintetizar la información y condensarla en dos artículos.

Esta es la primera parte de nuestro viaje. Espero transmitiros la belleza de estas tierras y despertaros las ganas de disfrutarlas en vivo.

Algunos términos que conviene conocer antes de emprender el viaje (la mayoría gaélicos):


ben: montaña. El Ben Nevis es la más alta de todo Reino Unido.

haggis: plato típico escocés de sabor intenso. Está hecho de asaduras de cordero u oveja (estómago, hígado, corazón…), harina de avena, cebolla y especias. Para paladares atrevidos…

kilt: la falda de cuadros típica de Escocia que usan los hombres.

linn: cascada

loch: lago

midges: son unos temidos mosquitos que proliferan sobre todo en verano. Resultan muy molestos, así que conviene ir prevenidos al campo y llevar colores claros, manga larga, repelente, incluso mosquitera de cara.

munro: montaña con una altura superior a los 3000 pies (unos 914 metros) 


passing places: están en las carreteras de un sólo carril para ambos sentidos. Son tramos de arcén ensanchados para que puedas apartarte si viene un coche en sentido contrario. Si te lo encuentras a la izquierda, te corresponde a tí pararte; si está a la derecha, se parará el otro coche. Abundan en las zonas rurales, de montaña y en las islas.

porridge: desayuno muy nutritivo a base de avena cocida en leche y agua. Una especie de gachas acompañadas de frutos secos, miel y fruta de temporada.

West Highland Way (WHW): un clásico recorrido de senderismo de larga distancia (154 kms) que lleva desde Glasgow hasta Fort William por paisajes espectaculares. Nos encontramos con muchas gente realizando este “Camino de Santiago escocés”. Lo dejamos pendiente para nuestro próximo viaje por estas tierras.

http://www.west-highland-way.co.uk/home.asp 


Nuestra aventura comienza en Edimburgo, pero esta ciudad merece una artículo exclusivo aparte. Tras pasar unos días recorriendo sus calles alquilamos un coche y nos pusimos en carretera, acostumbrándonos rápido a circular por la izquierda.

De Edimburgo a Stirling se tarda una hora aproximadamente.

STIRLING

Es una pequeña ciudad a medio camino entre Edimburgo y Glasgow.

Merece la pena dedicar una mañana entera a recorrer la Old Town con sus callejuelas empedradas y edificios medievales, y sobre todo, su castillo, que domina y defiende la ciudad desde lo alto de una colina.


Castillo de Stirling
La entrada está incluida en la Explorer Pass de Escocia, una opción muy interesante si tenéis intención de visitar varios monumentos y/o castillos en pocos días. Con esta tarjeta turística os ahorráis un dinerito…

https://www.historicenvironment.scot/visit-a-place/explorer-passes/

El castillo de Stirling es una de las principales joyas arquitectónicas que atesora el país. Una fortaleza sobre un inmenso peñón volcánico con unas vistas impresionantes a los valles que lo rodean.
Murallas, cañones, fosos, tapices con animales, criptas con exposiciones interactivas, jardines donde jugar o hacer un picnic: todos los elementos que entusiasman a los más pequeños. Es un castillo muy recomendable para ir con niños. 


Sin olvidar su aspecto histórico: fue morada de reyes escoceses y testigo de la batalla del Puente de Stirling donde los escoceses, liderados por William Wallace, vencieron a los ingleses a pesar de estar en clara minoría. La película “Braveheart” recrea este episodio de la Historia, con Mel Gibson interpretando al héroe escocés.

Desde la parte más alta del castillo tenemos una de las mejores vistas del monumento a William Wallace (Wallace Monument), otro punto de interés turístico de esta ciudad. Es una torre que se alza sobre la colina Abbey Craig, a 10 minutos en bus desde el centro de Stirling. Su entrada no está incluida en la Explorer Pass, así que nosotros no fuimos.

Continuamos carretera hacia nuestro siguiente destino: Aberfoyle, al que llegamos en poco más de media hora.


ABERFOYLE

Es un pueblo pequeño, con mucho encanto y muy bien ubicado en el corazón del Parque Nacional de Loch Lomond y Los Trossachs, nuestra primera inmersión en pura naturaleza escocesa.

Es un punto estratégico para para visitar el Loch Lomond (el lago más grande en extensión de Gran Bretaña) y el Loch Katrine.

Pero yo recomiendo buscar alojamiento en otra población más cercana al Loch Lomond (como Balmaha) y así evitar los trayectos de ida y vuelta al hotel.

Nosotros no encontramos nada y tuvimos que dormir en Aberfoyle, en The Rob Roy, un hotel correcto con muchas habitaciones perfecto para grupos.


De Aberfoyle destaco sobre todo el Forth Inn, un pub escocés auténtico donde cenamos de maravilla rodeados de vecinos del pueblo. Muy buena relación calidad-precio. Una sopa de verduras deliciosa y un risotto también de verduras muy bueno.

https://goo.gl/ck4hiG

Como digo, lo más atractivo de esta zona son las orillas del lago Lomond.

De Aberfoyle a Balmaha tardábamos una media hora, pero las carreteras no son muy buenas y daba pereza hacer tantos desplazamientos. Por este motivo conviene pernoctar en algún Bed and Breakfast más cerca de Balmaha o de Rowardennan.

En el tramo de Balmaha a Rowardennan hay un camping fantástico, con una ubicación idílica a orillas del lago: Cashel Campsite (https://www.campingintheforest.co.uk/scotland/loch-lomond/cashel-campsite).


En este tramo también encontramos un lugar muy bonito: Millarochy Bay (unos 2,5 kms al norte de Balmaha), una pequeña playa con unas vistas muy bonitas de las colinas de la otra orilla del lago.

Muy recomendable:

  • Subida a Conic Hill

¡Nuestra primera ascensión en Escocia! Una ruta lineal fácil, apta para los más pequeños. Son 4 kilómetros que se hacen en unas 2-3 horas, con un desnivel de unos 350 m. Las vistas desde arriba son muy bonitas.

El sendero comienza en un aparcamiento gratuito que hay dentro de Balmaha.

https://www.walkhighlands.co.uk/lochlomond/conic-hill.shtml 


  • Subida a Ben Lomond

¡Nuestro primer Munro! Espectacular la panorámica de 360º desde la cumbre al Loch Lomond y a Los Trossachs.

Pero esta ruta es más exigente, son 974 metros de altura, 12 kms. ida y vuelta que se hacen en unas 5 o 6 horas. Así que tenedlo en cuenta si vais con niños.

Hay dos maneras de subir:

1. La ruta más fácil discurre por un sendero directo y bien marcado (Ben Lomond hill path). Es la que elige la mayoría y la que hicimos nosotros.

2. La ruta Ptarmigan, más complicada ya que el sendero es más angosto, con tramos más expuestos y empinados.

Otra opción es hacerla circular subiendo por la Ptamigan y bajando por el sendero.


Las dos comienzan desde el aparcamiento de Rowardennan, de pago y muy concurrido, por lo que conviene llegar temprano. Y tener en cuenta que la carretera es estrecha y se tarda en llegar una media hora desde Balmaha.

https://www.walkhighlands.co.uk/lochlomond/ben-lomond.shtml

En Rowardennan hay un pub perfecto para comer y/o tomar una cerveza después de la ruta, en la terraza, con vistas al lago: The Clamsman Bar

Y un hotel con muy buena pinta: Rowardennan Hotel

Después de estas dos excursiones muy aconsejables dejamos la zona del Parque Nacional de Loch Lomond y los Trossachs rumbo a Inverness.


De camino, paramos a visitar varios puntos:

CASTILLO DE DOUNE

También incluido en la Explorer Pass.

Conocido por ser escenario de algunas películas, como la de los Monty Python, “Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores”, o series como “Juego de Tronos”.

Es una fortaleza medieval en medio de un frondoso bosque, pequeña, por lo que se visita rápido.

DUNKELD

Merece la pena dedicar unas horas a pasear por este pequeño pueblo muy pintoresco de casitas encaladas y acercarse a su catedral, la Dunkeld Cathedral, majestuosa, rodeada de jardines junto al río Tay. Realmente preciosa y entrada gratuita.


Esta zona es conocida como el Big Tree Country (país de los árboles grandes) y se pueden hacer muchas excursiones por las zonas boscosas de alrededor.

A 5 km al norte de Dunkeld y antes de llegar a Pitlochry se encuentran los bosques centenarios del Hermitage, donde hay varios senderos muy fáciles de un par de kilómetros. Lamentablemente, no tuvimos tiempo de adentrarnos.

PITLOCHRY

Es una parada habitual de camino a las Tierras Altas, en la región de Perthshire. Una población muy animada a orillas del río Tummel, con casas de piedra de estilo victoriano, muchas tiendas de montañismo y de souvenirs, restaurantes, supermercado…Se presta a pasear por sus riberas e intentar ver el salto de algún salmón.


Uno de los paisajes más fotografiados de Escocia es el que se observa desde el Queen´s View, el mirador de la reina. Está a unos 11 kms. de Pitlochry, al noroeste.

Al pie del mirador hay un aparcamiento de pago y una cafetería. Son preciosas las vistas que se contemplan del Loch Tummel y las montañas que lo rodean. Así que nos hicimos el selfie de turno…

Muy cerca del Queen’s View encontramos el Blair Castle, un castillo de un blanco impoluto que contrasta con los verdes prados que lo rodean. Su entrada no está incluida en la Explorer Pass.

Hay que dedicarle un par de horas porque tiene hasta 30 estancias. La visita termina en el jardín amurallado de Hércules. 


INVERNESS

Inverness es la capital de las Highlands, el principal núcleo urbano de la zona.

Es una ciudad pequeña pero con todos los servicios necesarios y mucho ambiente: hoteles, restaurantes, tiendas, supermercados…

Lo mejor es conocerla recorriendo sus calles, caminando junto a los márgenes del río Ness y cruzando por alguno de sus puentes (el más bonito es el Greig Street Bridge).

Tiene varios puntos turísticos muy recomendables. Simplemente los menciono porque nosotros no los visitamos, aquí nos dedicamos básicamente a descansar y pasear por las orillas del río:


– Castillo de Inverness, construido en el siglo XIX sobre una colina dominando la ciudad.

– St. Andrews Cathedral, una catedral pequeña y elegante.

– El Mercado Victoriano, para curiosear escaparates y disfrutar de su arquitectura.

– La Old High Church, con un pequeño cementerio en su patio y una torre de campanario preciosa.

Nos alojamos en un pub muy céntrico: Black Isle Bar.

Muy recomendable. Se trata de un hostel sencillo, minimalista pero con todo muy limpio y nuevo. La habitación es pequeña, con litera, pero muy acogedora. Y lo mejor: el bar donde sirven unas pizzas caseras buenísimas y una gran variedad de cervezas y sidras. https://goo.gl/rdnm3b


Si os quedáis en éste o en otro hotel céntrico, hay que tener en cuenta el tema del aparcamiento. Nosotros dejamos el coche en el parking que nos recomendaron como el más barato de la ciudad, al lado de la estación de autobuses, a 6 libras el día.

Al día siguiente de llegar nos fuimos de excursión a conocer el famoso Loch Ness, un profundo lago de agua dulce donde dice la leyenda que habita el mítico monstruo del lago Ness, familiarmente llamado Nessie. Nosotros no vimos ninguna criatura legendaria, sólo turistas…

RODEANDO EL LOCH NESS

Se trata de un circuito en coche que recomienda la Lonely Planet. Es para pasar el día entero, muy largo, por lo que os aconsejo madrugar un poco para no ir con prisa. 


Desde algunos tramos se disfruta de los mejores paisajes de las Highlands.

El primer tramo no lo hicimos tal y como indica la guía porque nos confundimos, lo que resultó un regalo para nuestro día. Al salir de Inverness, en lugar de coger la A862 en dirección a Beauly, cogimos la A82 que discurre paralela al lago. Fue un acierto, porque paramos en un aparcamiento desde donde se obtienen unas vistas muy bonitas del Loch e incluso se puede bajar a su orilla. Menos mal que no apareció Nessie. Esta zona está antes de llegar a Drumnadrochit.

En Drumnadrochit se coge la A831 hasta Dog Falls, una carretera muy bonita con varias granjas y Bed & Breakfast en su recorrido. El último tramo es muy estrecho y de un sólo carril.


DOG FALLS

Al llegar aquí encontramos un aparcamiento de pago donde dejar el coche, calzarnos las botas, untarnos de repelente de mosquitos y ponernos en marcha.

Hay dos rutas posibles:

  1. Una circular señalizada con marcas rojas de 3,2 kilómetros (1 hora)
  2. Otra lineal con marcas blancas de 3,2 kilómetros (unos 50 minutos) que lleva al mirador del Glen Affric, uno de los valles más bonitos de Escocia.

Nosotros hicimos la circular, que coincide en el tramo final con la lineal, y nos acercamos al mirador, impresionante.


Es un paseo muy agradable por la garganta rocosa donde discurre el río Affric. Se pasa junto a una cascada y se observan gran variedad de plantas.

Tras la caminata, tenemos que regresar por la misma carretera de nuevo a Drumnadrochit y de allí al castillo de Urquhart.

URQUHART CASTLE

También está incluido en la Explorer Pass. Es muy muy turístico, así que hay que armarse de paciencia para visitarlo junto con la multitud.

Es una fortaleza en ruinas preciosa, en un emplazamiento estratégico a orillas del lago. Una torre a la que se accede por una escalera de caracol, un foso que tenía puente levadizo, los restos de una herrería y de las antiguas cocinas. Como la mayoría de los castillos, un paraíso para los niños.


Dejando atrás el castillo, la carretera A82 continúa hasta Invermoriston, donde hay que desviarse por la A887 hacia Kyle of Lochalsh, y tras 26 kms. girar a la izquierda por la A87 hacia Invergarry.

En esta carretera que sube un puerto hay varios puntos donde parar el coche y disfrutar de unas vistas impresionantes de los lagos del oeste y las montañas. Hay un mirador (el Glengarry Viewpoint), pero a mí me gustaron más otras paradas anteriores, con una ubicación bastante elevada desde donde admirar esa maravilla de la naturaleza.

En Invergarry, se gira hacia la izquierda para llegar a FORT AUGUSTUS.

Aquí es curioso ver el Canal de Caledonia que atraviesa la población dividiéndola en dos partes, y sus esclusas por donde suben y bajan las embarcaciones.


Desde Fort Augustus la B862 nos conduce hasta otro mirador impresionante, el Suidhe Viewpoint, un escenario de película donde la mirada se pierde, como la carretera, hacia el horizonte.

Este lado, la parte oriental del Loch Ness, nos gustó más que la parte occidental. La carretera está mucho menos transitada y discurre entre vegetación más frondosa.

El siguiente destino es Dores, adonde podemos llegar por la carretera alta (la B862) o por la baja que pasa por las cataratas de Foyers.

FALLS OF FOYERS

Fácil de llegar siguiendo las indicaciones que nos conducen hasta su aparcamiento. Desde aquí hay que empezar a bajar escalones y más escalones hasta llegar a ver la cascada, de unos 165 metros, casi escondida entre la vegetación.


Es bonita, pero si ya vamos cansados o se nos hace de noche, podemos pasarla de largo.

DORES

En este pueblo hay un pub muy recomendado, El Dores Inn, que sirve comida típica escocesa de calidad en un local decorado con gusto y con un jardín con unas preciosas vistas al lago Ness. Hay que reservar con antelación porque siempre está lleno.

https://goo.gl/qf1avR

Es una buena idea acabar este día intenso y agotador tomando algo en el Dores Inn y viendo el atardecer, antes de regresar a Inverness.


Al día siguiente ponemos rumbo a las Highlands Septentrionales, la joya de Escocia, donde encontraremos imponentes paisajes, playas de arena blanca espectaculares, desolados páramos, vastas extensiones, verdes prados, enormes lagos y alguno de los picos más altos del país. Pura magia.

Lo dejamos para el siguiente artículo sobre Escocia: Highlands segunda entrega.

Nuria Jiménez García.

 

VIAJAR Y CAMBIAR DE LUGAR REVITALIZA LA MENTE

¿Viajamos juntos?

VIAJAR Y CAMBIAR DE LUGAR REVITALIZA LA MENTE

 ¿Viajamos juntos?

 

info@familiasdeviaje.es

Información legal sobre el formulario de contacto

Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones serán tratados por NURIA JIMÉNEZ GARCÍA (www.familiasdeviaje.es) como responsable de este sitio web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es la de mantener contigo un contacto comercial y enviarte la información requerida o formalizar nuestra relación contractual.

Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades descritas en la POLÍTICA DE PRIVACIDAD. Te informamos además de que estos datos que nos facilitas estarán almacenados en los servidores de 1&1, proveedor de hosting dentro de la UE (ver Política de Privacidad de 1&1).

No comunicaremos ni cederemos tus datos a terceros con finalidad comercial o publicitaria. Si por cuestiones exclusivamente operativas hemos de compartir tus datos con terceros, te informaremos puntualmente y de forma transparente por medio del correo electrónico.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de información, acceso, rectificación, limitación, portabilidad y supresión de tus datos en info@familiasdeviaje.es.

Puedes consultar la información detallada en nuestra  POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Contacta con nosotras

 

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies