Estambul

DIARIO DE VIAJES

Familias de Viaje te cuenta su experiencia


Viaje a los dos continentes: Estambul


Estambul es la ciudad más grande de Turquía. Llena de historia, vida,  movimiento y situada entre los dos continentes, le da a su visita un cariz muy especial e interesante para pequeños y mayores.

Hay muchos lugares para visitar y cosas que hacer en esta extraordinaria ciudad. Es un acercamiento de los niños a un país cercano pero a la vez diferente. Las mezquitas, las llamadas a la oración, la comida, los grandes bazares hacen de esta ciudad un lugar interminable de descubrimientos para toda la familia.

 


Antes de viajar a Estambul podéis echar un vistazo a esta web que os dará información de visados, tiempo, moneda y otros asuntos de interés.

https://www.estambul.es/informacion-general

Estambul es un lugar para pasear y disfrutar caminando. Os recomendamos que busquéis un alojamiento cercano a la plaza de Sultanahmet. Desde allí estaréis cerca de muchos de los lugares que os contaremos después.

Es muy buena opción utilizar el metro de Estambul, muy ágil y rápido. http://www.metro.istanbul/

En la zona europea hay tranvías que también os facilitarán los trayectos.

 


Santa Sofía

Es uno de los lugares más interesantes para visitar. Su construcción terminó en el año 537 y fue la mayor iglesia hasta 1453 convirtiéndose en mezquita poco después.

En 1953 fue transformada en Museo. Lleva muchos años en restauración, pero a pesar de ver varios andamios en su visita, sigue siendo  un lugar muy especial, y de extraordinaria belleza.

Es increíble la impresionante cúpula principal, el magnífico Pantocrátor sobre  la puerta más grande, los medallones del Siglo XIX con letras árabes doradas, un lugar con mucha historia y  magia. 

 


Pasear por los rincones de este maravilloso lugar es un extraordinario plan.

Es importante mantener los ojos abiertos no sólo para poder ver todos los tesoros que existen dentro de este lugar, sino también las extraordinarias vistas que se pueden ver desde alguna pequeña ventana

En el pasillo lateral situado en el noroeste de la puerta principal está la columna que llora. Está cubierta de cobre y con un agujero muy desgastado. Cuenta la leyenda que si se mete el dedo en él y se saca húmedo, se curan todas las dolencias. Algo muy divertido para los más pequeños.


La Mezquita Azul

Fue construida como posible competidora a la belleza de Santa Sofía.

Cuenta con seis minaretes, un gran patio interior y el espacio central de oración es muy grande.  Al ser un lugar muy visitado por fieles y turistas, tiene dos accesos diferentes para facilitar la entrada al mismo.

Si vas a visitarla, en el acceso a turistas, cuenta con ropa para poder cubrirse en el caso que lleves una indumentaria no adecuada para acceder a ella. Es necesario que las mujeres se tapen la cabeza.

El exterior de la mezquita es de gran belleza y siempre bien merece descansar y disfrutar de sus afilados minaretes.


Gran Bazar

Si vas a Estambul tienes una parada obligada en este mercado, centro del casco antiguo de la ciudad.

Sus caóticos y transitados pasillos llenan de vida el lugar, acompañado por los insistentes vendedores que no dejan de bromear con turistas para poder llamar su atención para que visiten sus tiendas y artículos. Es necesario paciencia y regatear todo.

En este lugar se podrán comprar gran número de artículos. Hay muchas    joyerías, tiendas de lámparas, piel, alfombras, teterías…Si no encuentras algo pregunta y te lo encontrarán.

Existen mapas donde puedes buscar por zonas el artículo que estás interesado en encontrar.


Bazar de las especias

También se conocía como mercado egipcio porque allí era donde se vendían productos de este país.

Este bazar es el lugar ideal donde se podrán despertar todos los sentidos. Lleno de sabor, color, olor, allí encontrarás frutos secos, especias, pasteles turcos, fruta, jabones. Si vas, algo comprarás.


Torre de Gálata

Esta torre se divisa desde varios puntos de la ciudad, y hay que reconocer que las vistas desde su galería panorámica son magníficas. Es muy recomendable hacer la visita al atardecer, la luz es increíble y se puede disfrutar de las llamadas a la oración de las mezquitas cercanas.


En la misma torre hay un restaurante del que se podrá degustar una cena con vistas, que se ve cuando te dispones a bajar por las escaleras de la torre, que se puede hacer en ascensor o  a pie,  lo que para los niños tiene bastante encanto.

Alrededor de la torre se asientan tiendas muy atractivas y con cosas originales. Si tenéis que hacer alguna compra, en estas calles encontrarás artículos diferentes.


Cisterna Basílica

Con tantas cosas que tiene Estambul, esta cisterna fue para nosotros una gran sorpresa, pero sobre todo para los más pequeños.


Se trata de un depósito de agua que se construyó en la ciudad para que tuviera reservas acuíferas. Es un lugar lleno de tranquilidad, una isla dentro de la vida de la ciudad, y una parada obligada si vais en temporada de calor, ya que en su interior se está de lo más fresco.

Está construida sobre más de 300 columnas que le dan al lugar una simetría y un toque especial. Se visita paseando por pasarelas de madera, y hay una luz tenue que le da más misterio al lugar, si cabe.

Dos cosas les encantaron a los más pequeños, buscar las dos cabezas de medusa que forman la base de dos de las columnas y ver las gigantescas carpas que parecen los guardianes del agua. Visita de los más agradable y sorprendente.


Parque Gülhane

Otro punto de relax para los residentes y turistas de Estambul es este parque. Es el más antiguo de la ciudad y se encuentra al lado del palacio Topkapi. Un lugar para descansar donde los niños podrán correr sin peligro y para poder observar la vida diaria de los habitantes de Estambul.

Dentro del parque hay varios museos, estatuas, lo que hará del paseo por el mismo un trayecto muy entretenido.


Crucero por el Bósforo

Algo obligado en la visita a Estambul es este magnífico paseo en barco. El Bósforo es un estrecho que une el Mar Negro al Mar Mármara, y separa la ciudad en dos partes: la europea y la asiática.  En cada momento del día tiene su encanto, al amanecer, a media tarde o al atardecer.


El punto de salida de los barcos se encuentra en el muelle de Eminönü  (al sur del Puente de Gálata).  

Nuestra elección fue el ferry público de excursiones (IDO), que recorren el Bósforo en 90 minutos el trayecto de ida y 90 de vuelta.

Podéis ver los horarios en el propio muelle porque varían según la época del año. Es importante llegar 1 hora antes de la salida para poder sacar los tickets y poder elegir un buen asiento para disfrutar de las vistas.

Estos ferries salen de Bogaz Iskelesi (muelle del ferry público). Si vuestra visita a Estambul coincide entre mediados de junio a principios de agosto existe una salida para ver la puesta de sol.

Es un paseo magnifico y muy recomendable.


Otra opción sería la posibilidad de realizar este trayecto en un barco privado, se trata de barcos más pequeños y los trayectos son más cortos. En el mismo muelle os ofrecerán varias alternativas.

En el propio paseo por el Bósforo se podrá disfrutar de grandes vistas. La parte asiática quedará al lado derecho y la europea a lado izquierdo.

Pasaréis por la torre de Kiz Kulesi, palacio Dolmabahçe y llegará hasta el magnífico puente del Bósforo que hace de nexo entre los dos continentes Europa y Asia. Este paseo lo hace más especial por este motivo.

Además de todos estos lugares que visitar, otro de los grandes atractivos de esta ciudad es su oferta gastronómica.


El plato típico en Turquía es el Kebab, y además a los turcos les encanta todo aquello que esté cocinado en brocheta. Te encontrarás muchos restaurantes que te ofrecen este tipo de comida y panes que te preparan en el momento.

Hay dos lugares que recomendaría de visita obligada en Estambul. Uno de ellos el Kebab House: El surtido de aperitivos es magnífico y en general toda la comida. Oferta diversa y bien preparada. Incluso uno de los platos lo terminan de cocinar en una vasija de barro que rompen y te sirven en el plato delante de tu mesa. Los camareros siempre atentos a que no te falte de nada y te sientas cómodo. 

https://www.tripadvisor.es/Restaurant_Review-g293974-d3371440-Reviews-Sultanahmet_Kebab_House-Istanbul.html


Otra experiencia culinaria es comer el balik ekmek (sándwich de pescado). Los puedes comprar directamente a los pescadores que están cercanos al muelle donde se toman los ferries públicos, o si no en los diferentes restaurantes que se encuentran bajo el puente de Gálata. Ese bocadillo de caballa con lechuga y limón te recordará a la ciudad.

Estambul es una ciudad diferente, cercana, diversa, llena de color, sabor, olor y mucho encanto. Un lugar donde disfrutar de muchos rincones, lugares y grandes momentos. “Ellos lo llaman caos, yo lo llamo hogar” dice un lema local.

Yolanda García Fernández


Viaje a los dos continentes: Estambul


Estambul es la ciudad más grande de Turquía. Llena de historia, vida,  movimiento y situada entre los dos continentes, le da a su visita un cariz muy especial e interesante para pequeños y mayores.

Hay muchos lugares para visitar y cosas que hacer en esta extraordinaria ciudad. Es un acercamiento de los niños a un país cercano pero a la vez diferente. Las mezquitas, las llamadas a la oración, la comida, los grandes bazares hacen de esta ciudad un lugar interminable de descubrimientos para toda la familia.

 


Antes de viajar a Estambul podéis echar un vistazo a esta web que os dará información de visados, tiempo, moneda y otros asuntos de interés.

https://www.estambul.es/informacion-general

Estambul es un lugar para pasear y disfrutar caminando. Os recomendamos que busquéis un alojamiento cercano a la plaza de Sultanahmet. Desde allí estaréis cerca de muchos de los lugares que os contaremos después.

Es muy buena opción utilizar el metro de Estambul, muy ágil y rápido. http://www.metro.istanbul/

En la zona europea hay tranvías que también os facilitarán los trayectos.

 


Santa Sofía

Es uno de los lugares más interesantes para visitar. Su construcción terminó en el año 537 y fue la mayor iglesia hasta 1453 convirtiéndose en mezquita poco después.

En 1953 fue transformada en Museo. Lleva muchos años en restauración, pero a pesar de ver varios andamios en su visita, sigue siendo  un lugar muy especial, y de extraordinaria belleza.

Es increíble la impresionante cúpula principal, el magnífico Pantocrátor sobre  la puerta más grande, los medallones del Siglo XIX con letras árabes doradas, un lugar con mucha historia y  magia. 

 


Pasear por los rincones de este maravilloso lugar es un extraordinario plan.

Es importante mantener los ojos abiertos no sólo para poder ver todos los tesoros que existen dentro de este lugar, sino también las extraordinarias vistas que se pueden ver desde alguna pequeña ventana

En el pasillo lateral situado en el noroeste de la puerta principal está la columna que llora. Está cubierta de cobre y con un agujero muy desgastado. Cuenta la leyenda que si se mete el dedo en él y se saca húmedo, se curan todas las dolencias. Algo muy divertido para los más pequeños.


La Mezquita Azul

Fue construida como posible competidora a la belleza de Santa Sofía.

Cuenta con seis minaretes, un gran patio interior y el espacio central de oración es muy grande.  Al ser un lugar muy visitado por fieles y turistas, tiene dos accesos diferentes para facilitar la entrada al mismo.

Si vas a visitarla, en el acceso a turistas, cuenta con ropa para poder cubrirse en el caso que lleves una indumentaria no adecuada para acceder a ella. Es necesario que las mujeres se tapen la cabeza.

El exterior de la mezquita es de gran belleza y siempre bien merece descansar y disfrutar de sus afilados minaretes.


Gran Bazar

Si vas a Estambul tienes una parada obligada en este mercado, centro del casco antiguo de la ciudad.

Sus caóticos y transitados pasillos llenan de vida el lugar, acompañado por los insistentes vendedores que no dejan de bromear con turistas para poder llamar su atención para que visiten sus tiendas y artículos. Es necesario paciencia y regatear todo.

En este lugar se podrán comprar gran número de artículos. Hay muchas    joyerías, tiendas de lámparas, piel, alfombras, teterías…Si no encuentras algo pregunta y te lo encontrarán.

Existen mapas donde puedes buscar por zonas el artículo que estás interesado en encontrar.


Bazar de las especias

También se conocía como mercado egipcio porque allí era donde se vendían productos de este país.

Este bazar es el lugar ideal donde se podrán despertar todos los sentidos. Lleno de sabor, color, olor, allí encontrarás frutos secos, especias, pasteles turcos, fruta, jabones. Si vas, algo comprarás.


Torre de Gálata

Esta torre se divisa desde varios puntos de la ciudad, y hay que reconocer que las vistas desde su galería panorámica son magníficas. Es muy recomendable hacer la visita al atardecer, la luz es increíble y se puede disfrutar de las llamadas a la oración de las mezquitas cercanas.


En la misma torre hay un restaurante del que se podrá degustar una cena con vistas, que se ve cuando te dispones a bajar por las escaleras de la torre, que se puede hacer en ascensor o  a pie,  lo que para los niños tiene bastante encanto.

Alrededor de la torre se asientan tiendas muy atractivas y con cosas originales. Si tenéis que hacer alguna compra, en estas calles encontrarás artículos diferentes.


Cisterna Basílica

Con tantas cosas que tiene Estambul, esta cisterna fue para nosotros una gran sorpresa, pero sobre todo para los más pequeños.


Se trata de un depósito de agua que se construyó en la ciudad para que tuviera reservas acuíferas. Es un lugar lleno de tranquilidad, una isla dentro de la vida de la ciudad, y una parada obligada si vais en temporada de calor, ya que en su interior se está de lo más fresco.

Está construida sobre más de 300 columnas que le dan al lugar una simetría y un toque especial. Se visita paseando por pasarelas de madera, y hay una luz tenue que le da más misterio al lugar, si cabe.

Dos cosas les encantaron a los más pequeños, buscar las dos cabezas de medusa que forman la base de dos de las columnas y ver las gigantescas carpas que parecen los guardianes del agua. Visita de los más agradable y sorprendente.


Parque Gülhane

Otro punto de relax para los residentes y turistas de Estambul es este parque. Es el más antiguo de la ciudad y se encuentra al lado del palacio Topkapi. Un lugar para descansar donde los niños podrán correr sin peligro y para poder observar la vida diaria de los habitantes de Estambul.

Dentro del parque hay varios museos, estatuas, lo que hará del paseo por el mismo un trayecto muy entretenido.


Crucero por el Bósforo

Algo obligado en la visita a Estambul es este magnífico paseo en barco. El Bósforo es un estrecho que une el Mar Negro al Mar Mármara, y separa la ciudad en dos partes: la europea y la asiática.  En cada momento del día tiene su encanto, al amanecer, a media tarde o al atardecer.


El punto de salida de los barcos se encuentra en el muelle de Eminönü  (al sur del Puente de Gálata).  

Nuestra elección fue el ferry público de excursiones (IDO), que recorren el Bósforo en 90 minutos el trayecto de ida y 90 de vuelta.

Podéis ver los horarios en el propio muelle porque varían según la época del año. Es importante llegar 1 hora antes de la salida para poder sacar los tickets y poder elegir un buen asiento para disfrutar de las vistas.

Estos ferries salen de Bogaz Iskelesi (muelle del ferry público). Si vuestra visita a Estambul coincide entre mediados de junio a principios de agosto existe una salida para ver la puesta de sol.

Es un paseo magnifico y muy recomendable.


Otra opción sería la posibilidad de realizar este trayecto en un barco privado, se trata de barcos más pequeños y los trayectos son más cortos. En el mismo muelle os ofrecerán varias alternativas.

En el propio paseo por el Bósforo se podrá disfrutar de grandes vistas. La parte asiática quedará al lado derecho y la europea a lado izquierdo.

Pasaréis por la torre de Kiz Kulesi, palacio Dolmabahçe y llegará hasta el magnífico puente del Bósforo que hace de nexo entre los dos continentes Europa y Asia. Este paseo lo hace más especial por este motivo.

Además de todos estos lugares que visitar, otro de los grandes atractivos de esta ciudad es su oferta gastronómica.


El plato típico en Turquía es el Kebab, y además a los turcos les encanta todo aquello que esté cocinado en brocheta. Te encontrarás muchos restaurantes que te ofrecen este tipo de comida y panes que te preparan en el momento.

Hay dos lugares que recomendaría de visita obligada en Estambul. Uno de ellos el Kebab House: El surtido de aperitivos es magnífico y en general toda la comida. Oferta diversa y bien preparada. Incluso uno de los platos lo terminan de cocinar en una vasija de barro que rompen y te sirven en el plato delante de tu mesa. Los camareros siempre atentos a que no te falte de nada y te sientas cómodo. 

https://www.tripadvisor.es/Restaurant_Review-g293974-d3371440-Reviews-Sultanahmet_Kebab_House-Istanbul.html


Otra experiencia culinaria es comer el balik ekmek (sándwich de pescado). Los puedes comprar directamente a los pescadores que están cercanos al muelle donde se toman los ferries públicos, o si no en los diferentes restaurantes que se encuentran bajo el puente de Gálata. Ese bocadillo de caballa con lechuga y limón te recordará a la ciudad.

Estambul es una ciudad diferente, cercana, diversa, llena de color, sabor, olor y mucho encanto. Un lugar donde disfrutar de muchos rincones, lugares y grandes momentos. “Ellos lo llaman caos, yo lo llamo hogar” dice un lema local.

Yolanda García Fernández

 

VIAJAR Y CAMBIAR DE LUGAR REVITALIZA LA MENTE

¿Viajamos juntos?

VIAJAR Y CAMBIAR DE LUGAR REVITALIZA LA MENTE

 ¿Viajamos juntos?

 

info@familiasdeviaje.es

Información legal sobre el formulario de contacto

Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones serán tratados por NURIA JIMÉNEZ GARCÍA (www.familiasdeviaje.es) como responsable de este sitio web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es la de mantener contigo un contacto comercial y enviarte la información requerida o formalizar nuestra relación contractual.

Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades descritas en la POLÍTICA DE PRIVACIDAD. Te informamos además de que estos datos que nos facilitas estarán almacenados en los servidores de 1&1, proveedor de hosting dentro de la UE (ver Política de Privacidad de 1&1).

No comunicaremos ni cederemos tus datos a terceros con finalidad comercial o publicitaria. Si por cuestiones exclusivamente operativas hemos de compartir tus datos con terceros, te informaremos puntualmente y de forma transparente por medio del correo electrónico.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de información, acceso, rectificación, limitación, portabilidad y supresión de tus datos en info@familiasdeviaje.es.

Puedes consultar la información detallada en nuestra  POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Contacta con nosotras

 

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies