Highlands-Escocia. Segunda Parte

DIARIO DE VIAJES

Highlands-Escocia. Segunda Parte

DIARIO DE VIAJES

Familias de Viaje te cuenta su experiencia


Highlands – Escocia. Segunda Parte


En esta etapa del viaje recorrimos las Highlands Septentrionales, la parte más salvaje e indómita de Escocia que nos cautivó por su belleza infinita.

El primer destino es Durness, en la costa. Desde Inverness hay menos de 200 kms. pero se tardan unas 3 horas.

En esta zona del país es donde realmente comienza la verdadera aventura en las carreteras secundarias: muchas curvas, sólo un carril, cambios de rasante con poca visibilidad, passing places cada pocos metros, ovejas en mitad de la carretera… La ventaja: los paisajes son impresionantes.


DURNESS

Es un pequeño pueblo remoto del noroeste de las Highlands.
Sus casas dispersas están situadas a lo largo de un acantilado que domina unas playas preciosas de arena blanca.
Aquí pasó parte de su infancia John Lennon y se puede visitar un jardín dedicado a su memoria.
Cuenta con un Centro de Información Turística donde nos asesoraron muy bien sobre la zona.

Principales puntos de interés:

– Smoo Cave: una enorme cueva con una gran cavidad principal formada por la erosión marina y el hielo de las glaciaciones. Desde allí se llega a través de una pasarela hasta una pequeña cascada.


Nosotros no lo hicimos, pero además se puede recorrer el interior de la cueva pagando una excursión en barca (unas 4 libras por adulto y 2 por niño). 

Fue refugio de pescadores y zona de reparación de naves desde la época de los vikingos. Un sitio de fácil acceso y muy atractivo para los más pequeños.

– Balnakeil Beach: una playa larga casi virgen perfecta para caminar, contemplar las dunas y disfrutar del sonido de las aves. Siguiendo la orilla hacia el norte se puede llegar hasta el Faraid Head, un punto donde en verano se instalan varias colonias de frailecillos.

– Sango Bay: otra playa de arena dorada y agua turquesa, más pequeña que la anterior, con rocas volcánicas negras diseminadas a lo largo de ella. El día que la visitamos había unos niños volando cometas en la playa: una imagen inolvidable.


– Rispond Beach: también paradisíaca, larga, de arena blanca fina, con unas vistas impresionantes.

– Sango Sands Oasis: uno de los campings con la mejor ubicación que conozco del mundo. Sobre un acantilado y con vistas a las dos playas de Durness. Nos hubiese encantado pernoctar aquí, pero no estaba previsto.
https://sangosands.com/

Desde Durness cogimos la carretera que va a Kylesku y desde allí, por la costa hasta Lochinver, guiados por un circuito también recomendado en la Lonely Planet “de carreteras pequeñas y montes imponentes”. Sin duda, los paisajes más espectaculares de toda Escocia. Un recorrido imprescindible: desde Durness hasta la isla de Skye.


LOCHINVER

Un pueblo pesquero muy tranquilo, con una calle principal donde encontramos la oficina de correos, varios restaurantes y alojamientos y alguna tiendecita.

Acoge todos los años los célebres Highlands Games, unos juegos que se celebran hace años para celebrar la cultura escocesa y celta. Se pueden ver competiciones tradicionales de lanzamiento de piedra, de martillo y de troncos, bailes regionales, concursos de gaita y de tambor… Nos hubiese encantado coincidir en esas fechas y ver estas “olimpiadas escocesas”.

Ese día cenamos viendo el atardecer en The Caberfeidh, un pub muy acogedor con vistas a la bahía. Tiene un jardín con mesas (por si el tiempo acompaña). La comida excelente: elegimos un pescado delicioso, el haddock.
Muy recomendable: https://goo.gl/Jf8kG2


ACHILTIBUIE

Un rinconcito precioso con un nombre muy peculiar. Achiltibue está en una bahía rodeada de montañas, un lugar retirado lleno de paz y silencio, donde no hay más que hacer que disfrutar de las olas y del paisaje. Me habría gustado pasar la noche aquí, pero tiene pocas opciones de alojamiento y no habíamos reservado.

ULLAPOOL

Es el pueblo más grande en muchos kilómetros a la redonda. En realidad es una pequeña ciudad con una amplia oferta hotelera, gastronómica y varias tiendas. Tiene hasta un Tesco, un supermercado donde solíamos abastecernos en nuestro viaje por Escocia.
Aún así, mantiene el encanto de la zona con sus casitas encaladas a lo largo del puerto y unas bonitas vistas al Loch Broom. No os dejéis impresionar por el término “ciudad”.


Seguimos en las Highlands y aquí las dimensiones de las poblaciones tienen otra medida…

Se fundó como un pueblo de pescadores de arenque por su fácil acceso al mar. Hoy en día es la puerta de entrada a las Islas Hébridas Exteriores mediante ferry.

Aquí probamos el típico fish & chips, muy bueno, crujiente por fuera y sabroso y fresco pescado por dentro. http://www.delicasea.co.uk/

Y, como en todo el país, el camping nos pareció una de las mejores alternativas para pernoctar, en una ubicación ideal.

GAIRLOCH

Es una pequeña población formada por casitas blancas típicamente escocesas situadas a lo largo de la orilla del Loch Gairloch (que no es realmente un lago, sino una entrada del mar o ensenada).


Tiene unas vistas muy bonitas de la isla de Skye y se respira un aire muy tranquilo.

Desde aquí se pueden contratar excursiones en barco para avistar ballenas y delfines.
Las puestas de sol desde Gairloch son especialmente bonitas y mágicas. Nosotros la vimos cómodamente tomando una cerveza en un salón del hotel Myrtle Bank con unas excelentes vistas al mar.

Para dormir, sin duda el mejor alojamiento en el que hemos estado de Escocia: el Bed&Breakfast Easan Beag  https://goo.gl/kphCDj

La dueña Louise es encantadora y una amante y cuidadora de los pájaros. La casa está decorada con todo tipo de detalles, la habitación muy acogedora está junto a una galería acristalada rodeada de un cuidado jardín.


Disfrutar aquí de un desayuno casero súper abundante es todo un lujo. 60 libras alojamiento y desayuno.  
Cerca había varias playas recomendadas en la guía, pero nosotros sólo tuvimos tiempo de pasear por la Gairloch Beach, muy bonita, de arena dorada. Hay un parking gratuito al lado del campo de golf y al lado del cementerio. Otro camposanto con una ubicación muy particular…

LOCH MAREE Y BEINN EIGHE

De Gairloch a Kinlochewe la carretera discurre junto al Loch Maree, uno de los lagos más bonitos de Escocia.
Y en esta zona, decidimos estirar las piernas y hacer una ruta de senderismo, el Beinn Eighe Mountain Trail.

El aparcamiento está en la carretera antes de llegar al pueblo de Kinlochewe, en la A832 a 2,4 km del Centro de Visitantes del Beinn Eighee.


Una ruta circular preciosa pero exigente. La subida es algo empinada y con escalones en muchos tramos. Salvo por esto, no tiene mayor dificultad, ya que está bien señalizada. Así que es recomendable para ir con niños acostumbrados a caminar por la montaña.

El sendero empieza adentrándose en un bosque con un arroyo donde los famosos midgets pueden molestarnos bastante. Así que antes de salir, no olvidéis el repelente. También algo de abrigo porque la zona más alta está muy expuesta al viento.
Según se asciende, vas obteniendo unas vistas maravillosas del Loch Maree y de las montañas de alrededor.
En total son 6,5 km que nosotros hicimos en unas 3 horas. Pero con niños calculad unas 4 horas.

https://www.walkhighlands.co.uk/torridon/Mountaintrail.shtml


De Kinlochewe la carretera continúa hacia Torridon  atravesando Glen Torridon, uno de los valles glaciares más bonitos de Escocia flanqueado por unas imponentes montañas.

TORRIDON

Un pequeño pueblo pesquero muy bonito. Nada turístico. En algunas guías he leído que «no tiene nada especial». Pero a mí me gustó mucho. Me pareció que tenía mucho encanto por la calma y el silencio que desprende y el paisaje que lo rodea. Está a la cabeza del fiordo Torridon, o Loch Torridon, y rodeado por unas espectaculares montañas.

Además, comimos de maravilla en el The Torridon Stores & Café, un pequeño local que es bar y tienda a la vez. Pedimos una sopa de verduras, un sandwich de salmón y una tarta de zanahorias, todo buenísimo. https://goo.gl/kJG5Ga


Nuestro siguiente destino era Applecross, pero en lugar de llegar por la carretera de la costa (pasando antes por Shieldaig), decidimos tomar la A896 y desviarnos por Bealach na Ba. Un trayecto más emocionante.

APPLECROSS

No resulta fácil llegar a esta pequeña población, aunque vale la pena: un sitio mágico con una de las mejores puestas de sol que he visto nunca. Yo repetiría seguro y volvería a recorrer la carretera de montaña que da acceso al pueblo. El Bealach na Ba (puerto del ganado) es uno de los pasos más elevados del Reino Unido y la subida continua más larga. Además, esta carretera de un sólo carril zigzaguea y suele estar cubierta de una niebla. Pero hay que subirla porque el premio son unas vistas panorámicas alucinantes.


Applecroos es un precioso pueblo costero, aislado, muy pequeño y nada turístico con unas vistas asombrosas de los montes de Skye.
Yo os recomiendo ir a ver el atardecer y a cenar en el Applecross Inn, un pub con una excelente ubicación y buena comida (reservar con antelación): https://goo.gl/NQWvEf

Después, si os da pereza volver a subir y bajar el puerto de noche, podéis quedaros a dormir en el Applecroos Inn, o en el camping Applecross Campsite: https://goo.gl/Retaax

PLOCKTON

Un pueblo costero con mucho encanto. Un sitio perfecto para quedarse a dormir un par de noches y visitar los alrededores.
Es bastante turístico, por lo que conviene reservar con antelación. Aunque el concepto «bastante turístico» no es al que estamos acostumbrados. Hay unos cuantos alojamientos, bares y restaurantes.


Pero realmente todo el pueblo es sólo una calle que se extiende frente a la bahía del Loch Carron. Muy pintoresco, con casitas de colores, un puerto muy bonito, barcos flotando en el agua (aquí se encuentran el lago y el mar) y palmeras. ¡Sí, sí, palmeras en Escocia!. Si no fuera por el frío podría tratarse de un pueblo tropical. Dicen que las verdes montañas que rodean Plockton le confieren un microclima especial.

ISLA DE SKYE

Es la isla más grande y más septentrional de las Hébridas Interiores, y una de las zonas más turísticas de toda Escocia por su belleza salvaje y variedad de paisajes. Así que os recomiendo buscar alojamiento con bastante antelación.
Es una zona que merece al menos un par de días para visitar con calma, incluso dos o tres noches. Nosotros sólo pudimos dedicarle un día entero, por lo que no puedo hablaros de todos los rincones maravillosos que esconde.


Hicimos una ruta circular en coche desde el sur y subiendo por la costa este.

Se puede acceder a la isla de dos maneras:
1.- en ferry desde Mallaig
2.- en coche desde Kyle of Lochalsh por el puente Skye Bridge, por donde llegamos nosotros.

El primer destino destacable:

PORTREE

Es la mayor localidad de la isla y tiene uno de los puertos más pintorescos de toda Escocia, enmarcado en acantilados, con sus casitas de colores y sus barcos amarrados al muelle. Un sitio perfecto para ver la puesta de sol.
A pesar de ser un pueblo pequeño, cuenta con varios restaurantes, pubs, hoteles y bed and breakfast.

 


Al norte de Portree, a unos 9 kilómetros, encontramos el aparcamiento al pie del camino que sube hacia The Old Man of Storr, el principal símbolo de la isla.

THE OLD MAN OF STORR

Es una inmensa formación rocosa de 50 metros de altura a cuya base se puede ascender y disfrutar de una de las vistas más impresionantes de Skye, con la bahía al fondo. La ruta no es muy exigente. Calculad poco más de 2 horas entre subir y bajar. https://www.walkhighlands.co.uk/skye/old-man-of-storr.shtml

KILT ROCK

Son unos acantilados de basalto de 200 metros de altura con un mirador que tiene unas vistas panorámicas muy bonitas.
Desde aquí podemos contemplar la Mealt Waterfall, un salto de agua de 60 metros de altura que cae al mar, impresionante.


Y en el mirador también podemos ver una placa con huellas de dinosaurios.

QUIRAING

Es uno de los lugares más espectaculares de la isla. Un terreno basáltico y escarpado de cimas rocosas con formas insólitas que domina toda la Bahía de Staffin.
En el punto más alto de la carretera (algo tortuosa, de un sólo carril y entre acantilados) que conecta Staffin con Uig hay un aparcamiento donde podemos dejar el coche para hacer una ruta a pie preciosa.
Son unos 7 kilómetros que se recorren en unas 3 horas, rodeados de acantilados, pináculos de roca y unas vistas que quitan el hipo. No apta para ir con niños muy pequeños, ya que es de dificultad media.

https://www.walkhighlands.co.uk/skye/quiraing.shtml


Hasta aquí el extremo nororiental de la isla, la península de Trotternish, lo más visitado e interesante.

No tuvimos tiempo de disfrutar de la zona de los montes Cuillin y de las Red Hills, perdida y solitaria, un paraíso para los amantes del excursionismo y de la escalada. Lo dejamos pendiente para la próxima vez.

Dejamos atrás la Isla de Skye y ponemos rumbo hacia uno de los castillo más bonitos y emblemáticos de Escocia, muy cerca del pueblo de Kyle for Lochalsh:

EILEAN DONAN CASTLE

La ubicación de este castillo es excepcional, sobre una pequeña isla en un lago y rodeado de agua. Se accede a él atravesando un puente de piedra. Precisamente por este emplazamiento tan pintoresco esta fortaleza ha sido inmortalizada en varias películas, como Los Inmortales.


Como diría un niño: es igual que un castillo de Playmobil.
No entramos. Nos conformamos con sus panorámicas de postal.

A nuestro siguiente destino llegamos en unas 2 horas:

FORT WILLIAM

Fort William es un lugar de referencia para los senderistas en verano y los esquiadores en invierno. De hecho es la «capital de las actividades al aire libre del Reino Unido».
Nosotros lo incluimos en nuestro itinerario porque pretendíamos subir el Ben Nevis, pero las condiciones climatológicas nos lo impidieron.

Ben Nevis con sus 1.344m. es la montaña más alta de Escocia y de todo Reino Unido. La ascensión es un buen reto, no apta para todos los públicos, ya que se parte del nivel de mar y por lo tanto el desnivel es de 1.344 m. que se superan en unas 4 horas (más otras 3 horas de descenso).


En cualquier caso, no es una ruta muy técnica, y el camino está bien trazado. Así que os animo a realizarla. Nosotros nos quedamos con las ganas.

Fort William es un pueblo muy animado a las orillas del Loch Linnhe, con mucho ambiente montañero, tiendas de deporte, bares, restaurantes, hoteles, etc.
Un sitio muy recomendado donde fuimos a cenar: Crannog Seafood Restaurant https://goo.gl/idkTfC.
Un lugar muy agradable con unas vistas muy bonitas ya que está situado sobre el lago. Marisco y pescado de gran calidad y no muy caro. Aquí probamos la cullen skink, una sopa típica escocesa de pescado hecha con abadejo ahumado, patata, cebolla y leche, exquisita.

Puntos de interés de la región: el monumento de Glenfinnan y el tren de vapor Jacobita.


De Fort William a Glenfinnan se tarda unos 25 minutos por la carretera A830.

En Glenfinnan se tiene que dejar el coche en el aparcamiento del centro de visitantes (que cuesta 2 libras). Si está lleno o no queremos pagar, siguiendo la carretera a unos 100 metros hay otro aparcamiento gratuito.
Desde allí, cruzando la carretera, se llega por un camino al Glenfinnan Monument, una torre que se alza junto al Loch Shiel en recuerdo del levantamiento jacobita de 1745, donde lucharon y murieron muchos hombres para devolver al trono a Carlos Eduardo Estuardo.

Regresando al centro de visitantes, por detrás del mismo sube un camino hacia un mirador (5 minutos caminando) con unas vistas muy bonitas del monumento y del otro reclamo turístico de la zona: el viaducto por donde pasa el Jacobite Steam Train, famoso


porque aparece en las películas de Harry Potter como el Hogwarts Express.
El viaducto construido en 1898 forma parte de uno de los recorridos ferroviarios más impresionantes de Escocia, que comunica Glasgow con Mallaig.:

Para ver pasar el tren y hacer la foto correspondiente, lo primero es informarse los horarios:

http://www.westcoastrailways.co.uk/jacobite/jacobite-steam-train-details.cfm

Nosotros vimos el tren de la tarde, sobre las 15:00, desde el mirador del centro de visitantes.
Pero mejor opción (no llegamos a tiempo, calculad una media hora) es acercarse hasta el viaducto por un camino que sale del aparcamiento gratuito, cruzar el viaducto por debajo y subir por un sendero a la izquierda hasta localizar un buen observatorio.


No tiene pérdida, porque a esa hora siempre habrá turistas buscando la mejor postal.
Al día siguiente continuamos hacia el valle de Glen Coe, uno de los lugares más bellos y extraordinarios de Escocia.

VALLE DE GLEN COE

De Fort William a Glencoe se tarda una media hora por la A82.
Desde Glencoe, siguiendo por la A82, comienza este recorrido por carretera, uno de los más impresionantes de toda Escocia.

El profundo valle y las elevadas montañas de Glen Coe fueron formados hace siglos por glaciares de hielo y explosiones volcánicas.

Conforme vas avanzando no dejas de sorprenderte con el paisaje que vas encontrando: majestuosos valles entre imponentes macizos rocosos, cascadas, arroyos y lagos cada pocas millas. Hay que ir parando para poder contemplarlo y disfrutarlo.


A lo largo de la carretera hay pequeños salientes y/o aparcamientos para poder hacerlo.

Puntos destacados:

  • El Centro de Visitantes está al principio del valle, en el extremo oeste. Allí podemos pedir información sobre rutas por la zona. Una de las excursiones más bonitas es el ascenso al Lost Valley (Coire Gabhail). La descripción detallada de la ruta se puede ver en la siguiente página:
    walkhighlands.co.uk/fortwilliam/lostvalley.shtml.
    Son unos 4 km ida y vuelta y se tardan unas 3 horas. Hay que dejar el coche en el aparcamiento de Allt na Reigh, a 10 km de Glencoe, caminar hacia la izquierda hasta un puente de madera y cruzarlo. El camino trepa empinado entre Beinn Fhada y Gearr Aonach por gigantescos peñascos hasta desembocar en un valle ancho y despejado.


En tiempos de guerras entre clanes, el valle, invisible desde abajo, servía para esconder ganado robado.

  • Las Three Sisters (tres hermanas), tres formidables espolones que se alzan uno al lado del otro. Son Gearr Aonach (Cresta corta), Aonach Dubh (Cresta negra) y Beinn Fhada (Colina larga). Las tres guardianas del valle.
  • Buachaille Etive Mor (el gran pastor de Etive), una pirámide de roca que da la bienvenida desde del este.
  • King´s House Hotel. Una de las posadas más antiguas de Escocia, rodeada de montañas. Sólo hay que desviarse un par de kilómetros y merece la pena acercarse para ver el edificio. Cuando nosotros fuimos estaba cerrado por reformas, pero leímos en la guía que se comía muy bien, y que era fácil ver a los ciervos merodeando cerca.


Estos emblemáticos paisajes han sido el escenario de rodajes de películas como Skyfall de James Bond, Braveheart y Rob Roy. Pero lo que más nos sorprendió fue la historia que esconden: lo que se conoce como la matanza de Glencoe: Uno de los episodios más negros y tristes de la historia. Ocurrió en 1692.

En total, 38 miembros del clan MacDonald de Glencoe fueron asesinados y más de 40 mujeres y niños murieron a la intemperie huyendo después de que sus hogares fueran quemados.

El motivo: no habían actuado a tiempo y prometido lealtad al nuevo rey, Guillermo de Orange.

El suceso adquiere mayor crudeza cuando descubrimos que los asesinos, pertenecientes al clan de los Campbell, habían sido recibidos como invitados de los MacDonald, que les dieron la bienvenida bajo la ley de la hospitalidad. Los verdugos la infringieron y mataron a sus anfitriones.


Fue un acierto dejar esta zona para el final de nuestro viaje y quedarnos con el recuerdo de estos paisajes formidables, con la magnitud de Glen Coe y su estremecedora historia.

Nos fuimos de Escocia enamorados de su naturaleza y su gente y pensando en regresar. La próxima vez, en furgoneta.

Nuria Jiménez García.


Highlands – Escocia. Segunda Parte


En esta etapa del viaje recorrimos las Highlands Septentrionales, la parte más salvaje e indómita de Escocia que nos cautivó por su belleza infinita.

El primer destino es Durness, en la costa. Desde Inverness hay menos de 200 kms. pero se tardan unas 3 horas.

En esta zona del país es donde realmente comienza la verdadera aventura en las carreteras secundarias: muchas curvas, sólo un carril, cambios de rasante con poca visibilidad, passing places cada pocos metros, ovejas en mitad de la carretera… La ventaja: los paisajes son impresionantes.


DURNESS

Es un pequeño pueblo remoto del noroeste de las Highlands.
Sus casas dispersas están situadas a lo largo de un acantilado que domina unas playas preciosas de arena blanca.
Aquí pasó parte de su infancia John Lennon y se puede visitar un jardín dedicado a su memoria.
Cuenta con un Centro de Información Turística donde nos asesoraron muy bien sobre la zona.

Principales puntos de interés:

– Smoo Cave: una enorme cueva con una gran cavidad principal formada por la erosión marina y el hielo de las glaciaciones. Desde allí se llega a través de una pasarela hasta una pequeña cascada.


Nosotros no lo hicimos, pero además se puede recorrer el interior de la cueva pagando una excursión en barca (unas 4 libras por adulto y 2 por niño). 

Fue refugio de pescadores y zona de reparación de naves desde la época de los vikingos. Un sitio de fácil acceso y muy atractivo para los más pequeños.

– Balnakeil Beach: una playa larga casi virgen perfecta para caminar, contemplar las dunas y disfrutar del sonido de las aves. Siguiendo la orilla hacia el norte se puede llegar hasta el Faraid Head, un punto donde en verano se instalan varias colonias de frailecillos.

– Sango Bay: otra playa de arena dorada y agua turquesa, más pequeña que la anterior, con rocas volcánicas negras diseminadas a lo largo de ella. El día que la visitamos había unos niños volando cometas en la playa: una imagen inolvidable.


– Rispond Beach: también paradisíaca, larga, de arena blanca fina, con unas vistas impresionantes.

– Sango Sands Oasis: uno de los campings con la mejor ubicación que conozco del mundo. Sobre un acantilado y con vistas a las dos playas de Durness. Nos hubiese encantado pernoctar aquí, pero no estaba previsto.
https://sangosands.com/

Desde Durness cogimos la carretera que va a Kylesku y desde allí, por la costa hasta Lochinver, guiados por un circuito también recomendado en la Lonely Planet “de carreteras pequeñas y montes imponentes”. Sin duda, los paisajes más espectaculares de toda Escocia. Un recorrido imprescindible: desde Durness hasta la isla de Skye.


LOCHINVER

Un pueblo pesquero muy tranquilo, con una calle principal donde encontramos la oficina de correos, varios restaurantes y alojamientos y alguna tiendecita.

Acoge todos los años los célebres Highlands Games, unos juegos que se celebran hace años para celebrar la cultura escocesa y celta. Se pueden ver competiciones tradicionales de lanzamiento de piedra, de martillo y de troncos, bailes regionales, concursos de gaita y de tambor… Nos hubiese encantado coincidir en esas fechas y ver estas “olimpiadas escocesas”.

Ese día cenamos viendo el atardecer en The Caberfeidh, un pub muy acogedor con vistas a la bahía. Tiene un jardín con mesas (por si el tiempo acompaña). La comida excelente: elegimos un pescado delicioso, el haddock.
Muy recomendable: https://goo.gl/Jf8kG2


ACHILTIBUIE

Un rinconcito precioso con un nombre muy peculiar. Achiltibue está en una bahía rodeada de montañas, un lugar retirado lleno de paz y silencio, donde no hay más que hacer que disfrutar de las olas y del paisaje. Me habría gustado pasar la noche aquí, pero tiene pocas opciones de alojamiento y no habíamos reservado.

ULLAPOOL

Es el pueblo más grande en muchos kilómetros a la redonda. En realidad es una pequeña ciudad con una amplia oferta hotelera, gastronómica y varias tiendas. Tiene hasta un Tesco, un supermercado donde solíamos abastecernos en nuestro viaje por Escocia.
Aún así, mantiene el encanto de la zona con sus casitas encaladas a lo largo del puerto y unas bonitas vistas al Loch Broom. No os dejéis impresionar por el término “ciudad”.


Seguimos en las Highlands y aquí las dimensiones de las poblaciones tienen otra medida…

Se fundó como un pueblo de pescadores de arenque por su fácil acceso al mar. Hoy en día es la puerta de entrada a las Islas Hébridas Exteriores mediante ferry.

Aquí probamos el típico fish & chips, muy bueno, crujiente por fuera y sabroso y fresco pescado por dentro. http://www.delicasea.co.uk/

Y, como en todo el país, el camping nos pareció una de las mejores alternativas para pernoctar, en una ubicación ideal.

GAIRLOCH

Es una pequeña población formada por casitas blancas típicamente escocesas situadas a lo largo de la orilla del Loch Gairloch (que no es realmente un lago, sino una entrada del mar o ensenada).


Tiene unas vistas muy bonitas de la isla de Skye y se respira un aire muy tranquilo.

Desde aquí se pueden contratar excursiones en barco para avistar ballenas y delfines.
Las puestas de sol desde Gairloch son especialmente bonitas y mágicas. Nosotros la vimos cómodamente tomando una cerveza en un salón del hotel Myrtle Bank con unas excelentes vistas al mar.

Para dormir, sin duda el mejor alojamiento en el que hemos estado de Escocia: el Bed&Breakfast Easan Beag  https://goo.gl/kphCDj

La dueña Louise es encantadora y una amante y cuidadora de los pájaros. La casa está decorada con todo tipo de detalles, la habitación muy acogedora está junto a una galería acristalada rodeada de un cuidado jardín.


Disfrutar aquí de un desayuno casero súper abundante es todo un lujo. 60 libras alojamiento y desayuno.  
Cerca había varias playas recomendadas en la guía, pero nosotros sólo tuvimos tiempo de pasear por la Gairloch Beach, muy bonita, de arena dorada. Hay un parking gratuito al lado del campo de golf y al lado del cementerio. Otro camposanto con una ubicación muy particular…

LOCH MAREE Y BEINN EIGHE

De Gairloch a Kinlochewe la carretera discurre junto al Loch Maree, uno de los lagos más bonitos de Escocia.
Y en esta zona, decidimos estirar las piernas y hacer una ruta de senderismo, el Beinn Eighe Mountain Trail.

El aparcamiento está en la carretera antes de llegar al pueblo de Kinlochewe, en la A832 a 2,4 km del Centro de Visitantes del Beinn Eighee.


Una ruta circular preciosa pero exigente. La subida es algo empinada y con escalones en muchos tramos. Salvo por esto, no tiene mayor dificultad, ya que está bien señalizada. Así que es recomendable para ir con niños acostumbrados a caminar por la montaña.

El sendero empieza adentrándose en un bosque con un arroyo donde los famosos midgets pueden molestarnos bastante. Así que antes de salir, no olvidéis el repelente. También algo de abrigo porque la zona más alta está muy expuesta al viento.
Según se asciende, vas obteniendo unas vistas maravillosas del Loch Maree y de las montañas de alrededor.
En total son 6,5 km que nosotros hicimos en unas 3 horas. Pero con niños calculad unas 4 horas.

https://www.walkhighlands.co.uk/torridon/Mountaintrail.shtml


De Kinlochewe la carretera continúa hacia Torridon  atravesando Glen Torridon, uno de los valles glaciares más bonitos de Escocia flanqueado por unas imponentes montañas.

TORRIDON

Un pequeño pueblo pesquero muy bonito. Nada turístico. En algunas guías he leído que «no tiene nada especial». Pero a mí me gustó mucho. Me pareció que tenía mucho encanto por la calma y el silencio que desprende y el paisaje que lo rodea. Está a la cabeza del fiordo Torridon, o Loch Torridon, y rodeado por unas espectaculares montañas.

Además, comimos de maravilla en el The Torridon Stores & Café, un pequeño local que es bar y tienda a la vez. Pedimos una sopa de verduras, un sandwich de salmón y una tarta de zanahorias, todo buenísimo. https://goo.gl/kJG5Ga


Nuestro siguiente destino era Applecross, pero en lugar de llegar por la carretera de la costa (pasando antes por Shieldaig), decidimos tomar la A896 y desviarnos por Bealach na Ba. Un trayecto más emocionante.

APPLECROSS

No resulta fácil llegar a esta pequeña población, aunque vale la pena: un sitio mágico con una de las mejores puestas de sol que he visto nunca. Yo repetiría seguro y volvería a recorrer la carretera de montaña que da acceso al pueblo. El Bealach na Ba (puerto del ganado) es uno de los pasos más elevados del Reino Unido y la subida continua más larga. Además, esta carretera de un sólo carril zigzaguea y suele estar cubierta de una niebla. Pero hay que subirla porque el premio son unas vistas panorámicas alucinantes.


Applecroos es un precioso pueblo costero, aislado, muy pequeño y nada turístico con unas vistas asombrosas de los montes de Skye.
Yo os recomiendo ir a ver el atardecer y a cenar en el Applecross Inn, un pub con una excelente ubicación y buena comida (reservar con antelación): https://goo.gl/NQWvEf

Después, si os da pereza volver a subir y bajar el puerto de noche, podéis quedaros a dormir en el Applecroos Inn, o en el camping Applecross Campsite: https://goo.gl/Retaax

PLOCKTON

Un pueblo costero con mucho encanto. Un sitio perfecto para quedarse a dormir un par de noches y visitar los alrededores.
Es bastante turístico, por lo que conviene reservar con antelación. Aunque el concepto «bastante turístico» no es al que estamos acostumbrados. Hay unos cuantos alojamientos, bares y restaurantes.


Pero realmente todo el pueblo es sólo una calle que se extiende frente a la bahía del Loch Carron. Muy pintoresco, con casitas de colores, un puerto muy bonito, barcos flotando en el agua (aquí se encuentran el lago y el mar) y palmeras. ¡Sí, sí, palmeras en Escocia!. Si no fuera por el frío podría tratarse de un pueblo tropical. Dicen que las verdes montañas que rodean Plockton le confieren un microclima especial.

ISLA DE SKYE

Es la isla más grande y más septentrional de las Hébridas Interiores, y una de las zonas más turísticas de toda Escocia por su belleza salvaje y variedad de paisajes. Así que os recomiendo buscar alojamiento con bastante antelación.
Es una zona que merece al menos un par de días para visitar con calma, incluso dos o tres noches. Nosotros sólo pudimos dedicarle un día entero, por lo que no puedo hablaros de todos los rincones maravillosos que esconde.


Hicimos una ruta circular en coche desde el sur y subiendo por la costa este.

Se puede acceder a la isla de dos maneras:
1.- en ferry desde Mallaig
2.- en coche desde Kyle of Lochalsh por el puente Skye Bridge, por donde llegamos nosotros.

El primer destino destacable:

PORTREE

Es la mayor localidad de la isla y tiene uno de los puertos más pintorescos de toda Escocia, enmarcado en acantilados, con sus casitas de colores y sus barcos amarrados al muelle. Un sitio perfecto para ver la puesta de sol.
A pesar de ser un pueblo pequeño, cuenta con varios restaurantes, pubs, hoteles y bed and breakfast.

 


Al norte de Portree, a unos 9 kilómetros, encontramos el aparcamiento al pie del camino que sube hacia The Old Man of Storr, el principal símbolo de la isla.

THE OLD MAN OF STORR

Es una inmensa formación rocosa de 50 metros de altura a cuya base se puede ascender y disfrutar de una de las vistas más impresionantes de Skye, con la bahía al fondo. La ruta no es muy exigente. Calculad poco más de 2 horas entre subir y bajar. https://www.walkhighlands.co.uk/skye/old-man-of-storr.shtml

KILT ROCK

Son unos acantilados de basalto de 200 metros de altura con un mirador que tiene unas vistas panorámicas muy bonitas.
Desde aquí podemos contemplar la Mealt Waterfall, un salto de agua de 60 metros de altura que cae al mar, impresionante.


Y en el mirador también podemos ver una placa con huellas de dinosaurios.

QUIRAING

Es uno de los lugares más espectaculares de la isla. Un terreno basáltico y escarpado de cimas rocosas con formas insólitas que domina toda la Bahía de Staffin.
En el punto más alto de la carretera (algo tortuosa, de un sólo carril y entre acantilados) que conecta Staffin con Uig hay un aparcamiento donde podemos dejar el coche para hacer una ruta a pie preciosa.
Son unos 7 kilómetros que se recorren en unas 3 horas, rodeados de acantilados, pináculos de roca y unas vistas que quitan el hipo. No apta para ir con niños muy pequeños, ya que es de dificultad media.

https://www.walkhighlands.co.uk/skye/quiraing.shtml


Hasta aquí el extremo nororiental de la isla, la península de Trotternish, lo más visitado e interesante.

No tuvimos tiempo de disfrutar de la zona de los montes Cuillin y de las Red Hills, perdida y solitaria, un paraíso para los amantes del excursionismo y de la escalada. Lo dejamos pendiente para la próxima vez.

Dejamos atrás la Isla de Skye y ponemos rumbo hacia uno de los castillo más bonitos y emblemáticos de Escocia, muy cerca del pueblo de Kyle for Lochalsh:

EILEAN DONAN CASTLE

La ubicación de este castillo es excepcional, sobre una pequeña isla en un lago y rodeado de agua. Se accede a él atravesando un puente de piedra. Precisamente por este emplazamiento tan pintoresco esta fortaleza ha sido inmortalizada en varias películas, como Los Inmortales.


Como diría un niño: es igual que un castillo de Playmobil.
No entramos. Nos conformamos con sus panorámicas de postal.

A nuestro siguiente destino llegamos en unas 2 horas:

FORT WILLIAM

Fort William es un lugar de referencia para los senderistas en verano y los esquiadores en invierno. De hecho es la «capital de las actividades al aire libre del Reino Unido».
Nosotros lo incluimos en nuestro itinerario porque pretendíamos subir el Ben Nevis, pero las condiciones climatológicas nos lo impidieron.

Ben Nevis con sus 1.344m. es la montaña más alta de Escocia y de todo Reino Unido. La ascensión es un buen reto, no apta para todos los públicos, ya que se parte del nivel de mar y por lo tanto el desnivel es de 1.344 m. que se superan en unas 4 horas (más otras 3 horas de descenso).


En cualquier caso, no es una ruta muy técnica, y el camino está bien trazado. Así que os animo a realizarla. Nosotros nos quedamos con las ganas.

Fort William es un pueblo muy animado a las orillas del Loch Linnhe, con mucho ambiente montañero, tiendas de deporte, bares, restaurantes, hoteles, etc.
Un sitio muy recomendado donde fuimos a cenar: Crannog Seafood Restaurant https://goo.gl/idkTfC.
Un lugar muy agradable con unas vistas muy bonitas ya que está situado sobre el lago. Marisco y pescado de gran calidad y no muy caro. Aquí probamos la cullen skink, una sopa típica escocesa de pescado hecha con abadejo ahumado, patata, cebolla y leche, exquisita.

Puntos de interés de la región: el monumento de Glenfinnan y el tren de vapor Jacobita.


De Fort William a Glenfinnan se tarda unos 25 minutos por la carretera A830.

En Glenfinnan se tiene que dejar el coche en el aparcamiento del centro de visitantes (que cuesta 2 libras). Si está lleno o no queremos pagar, siguiendo la carretera a unos 100 metros hay otro aparcamiento gratuito.
Desde allí, cruzando la carretera, se llega por un camino al Glenfinnan Monument, una torre que se alza junto al Loch Shiel en recuerdo del levantamiento jacobita de 1745, donde lucharon y murieron muchos hombres para devolver al trono a Carlos Eduardo Estuardo.

Regresando al centro de visitantes, por detrás del mismo sube un camino hacia un mirador (5 minutos caminando) con unas vistas muy bonitas del monumento y del otro reclamo turístico de la zona: el viaducto por donde pasa el Jacobite Steam Train, famoso


porque aparece en las películas de Harry Potter como el Hogwarts Express.
El viaducto construido en 1898 forma parte de uno de los recorridos ferroviarios más impresionantes de Escocia, que comunica Glasgow con Mallaig.:

Para ver pasar el tren y hacer la foto correspondiente, lo primero es informarse los horarios:

http://www.westcoastrailways.co.uk/jacobite/jacobite-steam-train-details.cfm

Nosotros vimos el tren de la tarde, sobre las 15:00, desde el mirador del centro de visitantes.
Pero mejor opción (no llegamos a tiempo, calculad una media hora) es acercarse hasta el viaducto por un camino que sale del aparcamiento gratuito, cruzar el viaducto por debajo y subir por un sendero a la izquierda hasta localizar un buen observatorio.


No tiene pérdida, porque a esa hora siempre habrá turistas buscando la mejor postal.
Al día siguiente continuamos hacia el valle de Glen Coe, uno de los lugares más bellos y extraordinarios de Escocia.

VALLE DE GLEN COE

De Fort William a Glencoe se tarda una media hora por la A82.
Desde Glencoe, siguiendo por la A82, comienza este recorrido por carretera, uno de los más impresionantes de toda Escocia.

El profundo valle y las elevadas montañas de Glen Coe fueron formados hace siglos por glaciares de hielo y explosiones volcánicas.

Conforme vas avanzando no dejas de sorprenderte con el paisaje que vas encontrando: majestuosos valles entre imponentes macizos rocosos, cascadas, arroyos y lagos cada pocas millas. Hay que ir parando para poder contemplarlo y disfrutarlo.


A lo largo de la carretera hay pequeños salientes y/o aparcamientos para poder hacerlo.

Puntos destacados:

  • El Centro de Visitantes está al principio del valle, en el extremo oeste. Allí podemos pedir información sobre rutas por la zona. Una de las excursiones más bonitas es el ascenso al Lost Valley (Coire Gabhail). La descripción detallada de la ruta se puede ver en la siguiente página:
    walkhighlands.co.uk/fortwilliam/lostvalley.shtml.
    Son unos 4 km ida y vuelta y se tardan unas 3 horas. Hay que dejar el coche en el aparcamiento de Allt na Reigh, a 10 km de Glencoe, caminar hacia la izquierda hasta un puente de madera y cruzarlo. El camino trepa empinado entre Beinn Fhada y Gearr Aonach por gigantescos peñascos hasta desembocar en un valle ancho y despejado.


En tiempos de guerras entre clanes, el valle, invisible desde abajo, servía para esconder ganado robado.

  • Las Three Sisters (tres hermanas), tres formidables espolones que se alzan uno al lado del otro. Son Gearr Aonach (Cresta corta), Aonach Dubh (Cresta negra) y Beinn Fhada (Colina larga). Las tres guardianas del valle.
  • Buachaille Etive Mor (el gran pastor de Etive), una pirámide de roca que da la bienvenida desde del este.
  • King´s House Hotel. Una de las posadas más antiguas de Escocia, rodeada de montañas. Sólo hay que desviarse un par de kilómetros y merece la pena acercarse para ver el edificio. Cuando nosotros fuimos estaba cerrado por reformas, pero leímos en la guía que se comía muy bien, y que era fácil ver a los ciervos merodeando cerca.


Estos emblemáticos paisajes han sido el escenario de rodajes de películas como Skyfall de James Bond, Braveheart y Rob Roy. Pero lo que más nos sorprendió fue la historia que esconden: lo que se conoce como la matanza de Glencoe: Uno de los episodios más negros y tristes de la historia. Ocurrió en 1692.

En total, 38 miembros del clan MacDonald de Glencoe fueron asesinados y más de 40 mujeres y niños murieron a la intemperie huyendo después de que sus hogares fueran quemados.

El motivo: no habían actuado a tiempo y prometido lealtad al nuevo rey, Guillermo de Orange.

El suceso adquiere mayor crudeza cuando descubrimos que los asesinos, pertenecientes al clan de los Campbell, habían sido recibidos como invitados de los MacDonald, que les dieron la bienvenida bajo la ley de la hospitalidad. Los verdugos la infringieron y mataron a sus anfitriones.


Fue un acierto dejar esta zona para el final de nuestro viaje y quedarnos con el recuerdo de estos paisajes formidables, con la magnitud de Glen Coe y su estremecedora historia.

Nos fuimos de Escocia enamorados de su naturaleza y su gente y pensando en regresar. La próxima vez, en furgoneta.

Nuria Jiménez García.

 

VIAJAR Y CAMBIAR DE LUGAR REVITALIZA LA MENTE

¿Viajamos juntos?

VIAJAR Y CAMBIAR DE LUGAR REVITALIZA LA MENTE

 ¿Viajamos juntos?

 

info@familiasdeviaje.es

Información legal sobre el formulario de contacto

Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones serán tratados por NURIA JIMÉNEZ GARCÍA (www.familiasdeviaje.es) como responsable de este sitio web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es la de mantener contigo un contacto comercial y enviarte la información requerida o formalizar nuestra relación contractual.

Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades descritas en la POLÍTICA DE PRIVACIDAD. Te informamos además de que estos datos que nos facilitas estarán almacenados en los servidores de 1&1, proveedor de hosting dentro de la UE (ver Política de Privacidad de 1&1).

No comunicaremos ni cederemos tus datos a terceros con finalidad comercial o publicitaria. Si por cuestiones exclusivamente operativas hemos de compartir tus datos con terceros, te informaremos puntualmente y de forma transparente por medio del correo electrónico.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de información, acceso, rectificación, limitación, portabilidad y supresión de tus datos en info@familiasdeviaje.es.

Puedes consultar la información detallada en nuestra  POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Contacta con nosotras

 

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies