Ingredientes (4 personas)

1 taza (250 ml) de arroz para sushi
2 tazas (500 ml) de agua
2 cucharadas de vinagre de arroz
1 cucharada de azúcar
1 cucharadita de sal
5-6 láminas de algas nori
Ingredientes al gusto para el relleno (atún crudo, aguacate, pepino, pimientos piquillo, aceitunas deshuesadas, pepinillos, salchichas…según gusto de los niños y de los mayores)
Soja
Wasabi al gusto



Aunque pueda parecer lo contrario, preparar sushi (makis para ser más correctos) con niños y luego zampárselos, es una experiencia de los más divertida. Una verdadera aventura para ellos y para el cocinero que les guíe.


Preparación

  • Lavad el arroz con agua fría varias veces, yo lo suelo hacer 5 veces.
  • Poned el arroz y las dos tazas de agua en un cazo y ponerlo a fuego alto hasta que hierva, momento en el lo bajamos a fuego medio. Lo dejamos 5 minutos. Después bajad el fuego al mínimo y tapad el cazo, teniéndolo otros 5 minutos o hasta que el agua se haya consumido (Esto es muy importante, porque si no el arroz será más difícil de enrollar luego con las láminas de alga nori). Retirad el cazo del fuego y dejad reposar 10 minutos.
  • Mezclad el vinagre de arroz, el azúcar y la sal con el arroz. Removedlo y dejadlo enfriar.
  • Una vez que el arroz esté frío, comienza la aventura. ¡Avisad a los niños! Echad el arroz sobre una bandeja o superficie plana, preferiblemente de madera. Y con unas paletas planas (también mejor de madera) id aplanando el arroz.


  • Tened los ingredientes para el relleno de los makis listo para este momento, cortados a lo largo. Elegid los que más os gusten o bien los que tengáis en casa. Nosotros optamos por escoger cosas que les gusten seguro (tipo salchichas, pepinillos, aceitunas incluso, un día hasta foie-gras) y otros más para los adultos (los peques se acaban lanzando a probarlos, así amplían su abanico de sabores: atún crudo, salmón, queso de cabra, aguacate, pimientos del piquillo…).
  • Es necesario tener una esterilla para enrollar makis (se pueden comprar en tiendas japonesas, chinas con temas de comida oriental. Son baratas). Se extiende la esterilla y una lámina de alga nori, con la parte brillante hacia abajo. Entonces en un extremo, dejando un par de centímetros de margen, se pone una fila de arroz, aplastándola bien. Se deja otros dos centímetros en medio, para poner el relleno, y otra fila de arroz (que no abulte demasiado, que si no enrollarlo se hace un mundo). Para poner los ingredientes del relleno, podéis contar con los niños, para hacer las filas de arroz o enrollarlo, yo no suelo hacerlo, es demasiado laborioso.


  • Una vez puesto el arroz y los ingredientes en medio, es momento de enrollarlo con la esterilla, a veces hay que hacerlo varias veces, hasta que quede bien compacto. Y después cortadlo con un cuchillo muy afilado (yo uso el jamonero) en rollos 5 cm aproximadamente de altura. Los de los extremos, es más difícil, porque quedan más irregulares. Yo se lo doy a los niños de picoteo, como recompensa a los cocineros.
  • Una vez terminada la tarea, se van poniendo en plato o bandeja en la nevera (saldrán unos 30 rollos makis) y se espera una o dos horas hasta que estén más fríos. Es el momento de ponerlos en la mesa y acompañados de soja, wasabi el que se atreva y palillos (para que la aventura sea completa), lanzarnos sobre nuestro plato japonés. ¡¡¡Que lo disfrutéis!!!


Miguel Salmerón López

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies