TABBOULE (ENSALADA DE COUS-COUS)

Ingredientes (4 personas)

  • 1 paquete de 500 g de cous-cous
  • 2 limones
  • Unas hojas de hierbabuena
  • 3-4 tomates medianos maduros
  • 2 aguacates medianos
  • 3-4 pimientos del piquillo
  • 50-60 pistachos
  • Aceitunas negras, con o sin hueso, según gusto
  • Queso de cabra de rulo, 150 g
  • Sal
  • Aceite de oliva

El tabboule es un plato de origen sirio muy antiguo, que en los últimos tiempos se ha ido extendiendo por nuestra cocina. Resulta una ensalada bien fresca, ideal para los calores, tanto en casa como en una salida campestre. Se puede hacer con bulgur y otros cereales, pero yo recomiendo hacerlo con cous-cous, ya que está disponible en cualquier supermercado.

  1. Echad un paquete de 500 gramos de cous-cous en un tapper grande. Exprimid los dos limones y echad su zumo sobre el cous-cous, mezclándolo bien. A continuación se tapa y se mete en la nevera durante una hora y media aproximadamente.
  2. Cuando lo saquéis del frigorífico estará seco y apelmazado. Tranquilos, va todo bien. Os tocará ir soltando el grano con un tenedor e incluso con los dedos, hasta que quede bien suelto.
  3. Se pican las hojas de hierbabuena bien finas y se echan sobre el cous-cous, junto con una pizca de sal y un chorro muy generoso de aceite de oliva. Mezclad bien.
  4. Picad los tomates, los pimientos de piquillo y los aguacates, mejor en este orden para ir echándolos, ya que así van soltando sus jugos sobre la ensalada. Igualmente id mezclando bien todo con el uso de cuchara y tenedor.
  5. Ya sólo nos queda echar los pistachos una vez quitadas las cáscaras, las aceitunas negras (con o sin hueso según el gusto y como lo veáis para los niños. Mis favoritas son las negras de Aragón, que dan un gusto entre ácido y amargo riquísimo) y el queso de cabra bien desmenuzado con los dedos.
  6. De nuevo mezclad bien y metedlo otra vez en la nevera durante 2-3 horas, para que se quede el tabboule bien fresquito.

Esta receta, como casi cualquier ensalada, admite más ingredientes, tipo maíz, pasas, otros frutos secos u otras cosas que os apetezcan. Eso sí, que sean pequeños o picadlos bien, para que al comer, una cucharada sea una mezcla de sabores ¡A disfrutarlo!

Miguel Salmerón López

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies