Ingredientes (4 personas)

  • 600 g de carne para guisar en trozos
  • 1 cebolla pelada y picada fina
  • 600 g de calabaza cortada en dados pequeños
  • Otras verduras al gusto
  • 1 lata de 400 g de garbanzos
  • 1 lata de 400 g de tomate triturado en trozos
  • 100 g de ciruelas pasas
  • 800 ml de caldo de verduras
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Para el adobo de la carne:
  • 1 cucharada de ras el hanout (mezcla de especias marroquí)
  • 1 cucharada de comino
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 cucharada de canela
  • 1 cucharada de jengibre

La carne se puede adobar con otras especias que os gusten.

  • Cous-cous como acompañamiento

El tajine es un recipiente para cocinar de barro cocido, compuesto por una base redonda de poco fondo y una tapa de forma cónica. Es muy común en la cocina marroquí, aunque también se usa en otros países árabes. Se puede comprar en tiendas de alimentación árabes o como el mío, a través de pedido por internet, llegado desde Marrakech como ¡¡regalo sorpresa del Día del padre!!

 

Si no tenemos tajine, se puede hacer esta receta, tal como también muestro, en una olla grande y ancha.

  1. La noche anterior meted la carne y la mezcla de todas las especias en un tapper, agitad bien para que se impregne la carne, y metedlo en la nevera.
  2. En el tajine o en la olla, echad un chorro de aceite de oliva generoso, no os cortéis. Y a fuego medio, introducid la carne e id salteándola durante 5 minutos. A continuación se incorpora la cebolla y se sigue sofriendo durante 5 minutos más.
  3. Se añaden entonces los garbanzos, el tomate troceado y triturado y la mitad del caldo. Se espera hasta que comience a hervir, momento en el que tapamos el tajine o la olla, bajando el fuego casi al mínimo. La idea es que se quede cociendo con un hervor suave durante 1 hora y media. Durante este tiempo es conveniente mover de vez en cuando el recipiente para que los ingredientes de abajo no se peguen. Os lo aviso por experiencia…que luego da una rabia.
  4. Se incorporan la calabaza cortada en dados pequeños, las ciruelas pasas y el resto del caldo, así como otras verduras que queráis (yo el otro día añadí champiñones, aunque fue cuando faltaba media hora para el final del guiso. Dependerá el tiempo de la dureza de la verdura) De nuevo se espera a que hierva, para tapar el guiso y dejarlo otra hora y media más con un suave hervor.
  5. Dejadlo reposar 15-20 minutos, y aprovecháis para cocer el cous-cous, según os indique el paquete que compréis. Con 200 gramos de sobra.
  6. Poned el cous-cous y servir el guiso encima, siendo generosos con el caldo, para que quede más sabroso.

Miguel Salmerón López

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies